Paraná

Un estudio del Instituto Nacional del Agua (INA) determinó que la crecida del río Paraná está prevista para los primeros días de enero y podría superar el nivel de evacuación, alcanzando una altura de 5,80 metros frente a la costa de la ciudad de Santa Fe.
El ingeniero del INA, Juan Boris, expresó que "el Paraná estuvo muy bajo durante mucho tiempo y con esta crecida se normalizó; como la situación siguió siendo húmeda, se pasó de aguas normales a aguas altas. Mientras tanto se están dando lluvias sobre las nacientes del río, que es donde habitualmente a esta altura del año se forma la crecida de verano". El especialista auguró que el máximo del río "se va a dar cuando venga la crecida de verano a fines de enero y principios de febrero".

Comentá la nota