Paraná Metal propone pagar sólo el 20 por ciento del sueldo a los suspendidos

La autopartista Paraná Metal propuso pagar sólo el 20 por ciento de los salarios a sus centenares de obreros suspendidos, como una manera de enjugar un déficit financiero mensual que, aseguraron, es de unos dos millones de pesos.
La singular oferta, que el gremio de los metalúrgicos rechazó de plano, fue formulada durante una reunión de partes celebrada anteayer en la sede del Ministerio de Trabajo de la Nación. En esa oportunidad, el inversor —una firma controlada por el empresario Cristóbal López— comunicó oficialmente además que se tomará hasta el 31 de octubre próximo para definir la opción de compra que detenta y cuyo plazo había vencido el lunes pasado.

"Nos dijeron que no estaban dispuesto a seguir poniendo los dos millones de pesos mensuales que, según ellos, es su déficit por falta de producción, y propusieron pagar sólo el 20 por ciento del salario de los suspendidos, en lugar del 70 por ciento como fue convenido en enero pasado", se preocupó Claudio Rivas, de la comisión interna de Paraná Metal e integrante de la Unión Obrera Metalúrgica (UOM) local.

"Por supuesto que lo rechazamos de plano, y no estamos dispuesto ni siquiera a permitir que paguen el 69,99 por ciento. Nuestra posición es que la crisis no la deben pagar los trabajadores, como ha sucedido siempre. De esta posición no nos moveremos", sostuvo el gremialista.

Nueva reunión. Como las posiciones de ambas partes se mantuvieron inamovibles, la autoridad laboral dispuso una nueva reunión para el próximo miércoles. Dos días antes, el lunes, el ministerio tiene previsto tratar el tema en la reunión semanal de su Comité de Crisis. "Los empresarios están gestionando ante el gobierno central la devolución de las retenciones a las exportaciones, y a la vez reiteraron que presentarán un plan de negocios para llevar adelante, el cual todavía no conocemos", señaló Rivas.

Ayer, sólo unos 30 trabajadores de los mil que ocupa la autopartista permanecían en sus puestos de trabajo, mientras el resto estaba afectado por suspensiones. En los restantes días de la semana unos 700 trabajadores se mantienen en el régimen de suspensiones rotativas.

"Nuestra principal expectativa pasa ahora por la actuación del Ministerio de Trabajo. Por el momento estamos haciendo juntas de delegados y asambleas informativas con los compañeros hasta el próximo miércoles, cuando se haga la nueva reunión", adelantó Claudio Rivas.

Según revelaron desde la UOM, la producción programada hasta diciembre es de unas 1.200 toneladas mensuales, casi la mitad de lo previsto por los inversores cuando expresaron su vocación de compra en febrero y tras la intervención del gobierno nacional, que desde antes de esa fecha aporta 600 pesos para los salarios de los trabajadores por medio del Programa de Reconversión Productiva.

Comentá la nota