Paraná Metal: la UOM ya negocia con un hombre de Moreno

El inversor que acercó el secretario de Comercio estaría dispuesto a salvar la empresa de Villa Constitución pero habría rebajas salariales, según reconoció el secretario de la UOM Alberto Piccinini.
El secretario general de la Unión Obrera Metalúrgica (UOM) de Villa Constitución, Alberto Piccinini, aseguró que el gremio inició negociaciones con quien sería el nuevo inversor en la firma Paraná Metal para evitar que se cierre esa plana del sur de Santa Fe.

Piccinini confirmó que el secretario de Comercio de la Nación, Guillermo Moreno, acercó al empresario Carlos Leone para buscar una salida a la crisis que atraviesa la fábrica que en diciembre pasado llamó a concurso de acreedores. “Estamos conversando, ya tuvimos una reunión y ahora nos volveremos a reunir en Buenos Aires”, aseguró el sindicalista a Radio 2.

“Moreno está interviniendo –continuó-, recibimos su colaboración pero la intención es bajar los salarios de los trabajadores en lo que hace al sueldo y a complementos. Son conquistas que tienen los trabajadores que apenas les alcanza para vivir”.

Piccinini reconoció que para salvar a la empresa “se está planteando una baja en los salarios de los trabajadores”, incluso de aquellos que viven con lo justo pero que “estamos viendo de llegar a un acuerdo porque no queremos perder las fuentes de trabajo”.

En ese sentido, evaluó: “Hay muchas dificultades propias del sistema capitalistas, no se piensa en las personas. Todo está bajo la condición de que los compañeros sufran un recorte en sus sueldos”.

La planta de Paraná Metal está parada desde diciembre y el 15 de enero finaliza la suspensión de las actividades sin goce de sueldo para los trabajadores. Más 1200 operarios dependen de manera directa de esa reactivación. Se trata del caso que más preocupa al ministerio de Trabajo de Santa Fe. (http://criticadigital.com/index.php?secc=nota&nid=16316)

Los representantes de la empresa afirman que la situación financiera se derrumbó después de una caída de las ventas superior al 50 por ciento. La fábrica existe desde 1957. Hasta 2002 se llamaba Metcon y pertenecía a Ford. Las firmas Mansud y Necotyl compraron el paquete y crearon Paraná Metal. La firma producía hasta esta crisis alrededor de 4 mil toneladas mensuales de autopartes de fundición como blocks de motores, tapas de cojinetes, tambores y discos de frenos, entre otras. El 95 por ciento se exportaba.

Comentá la nota