Paraná Metal ya es de Cristóbal López

El empresario concretó la operación de compra; se buscarán "niveles de empleo sustentables"
La autopartista Paraná Metal pasó finalmente a manos de la firma MyS, del Grupo Indalo, propiedad de Cristóbal López, un empresario de fuerte llegada al ex presidente Néstor Kirchner. Según fuentes de la empresa, el control total se tomará en la segunda quincena de enero, en tanto que la operación de compra del paquete accionario se efectivizó el 15 de este mes.

La firma metalmecánica había sido víctima de una pronunciada crisis en diciembre de 2008. Tras entrar en concurso de acreedores y detener su producción, los trabajadores de la planta fabril, ubicada en la localidad santafecina de Villa Constitución, definieron un plan de lucha que tuvo varios capítulos durante el último año, con diferentes modalidades de protesta.

Meses después, López ya había manifestado su voluntad de quedarse con la empresa y comenzó a pagar los sueldos de los empleados. Había aceptado entonces cubrir las pérdidas de la fábrica a cambio de una opción de compra, de la que ahora efectivamente hizo uso.

Menos personal

Voceros del empresario afirmaron ayer que, a partir de la toma de control de la compañía autopartista, Inversora MyS "iniciará un plan de reorganización de la sociedad, con el objetivo de que se convierta en un actor confiable y seguro para la industria automotriz y del Mercosur".

La estrategia incluirá una disminución de la plantilla de empleados. La "racionalización de la estructura de recursos humanos a niveles de empleo económicamente sustentables" será uno de los ejes a los que se abocará la dirección de la firma, según se indicó.

En enero pasado, para terminar con el conflicto y poder retomar las actividades en la fábrica, se había firmado un acuerdo colectivo con la Unión de Obreros Metalúrgicos (UOM), por el que se resolvió que no habría subas salariales hasta marzo de 2010 y que se mantendrían los puestos de trabajo, pero con un esquema rotativo de suspensiones, previendo que en los períodos en que un trabajador estuviera sin actividad cobraría el 70 por ciento del ingreso neto.

Las fuentes que informaron a LA NACION sobre la reciente operación comercial dijeron que también se buscará "implementar alianzas comerciales con la industria automotriz" y se iniciará un "fuerte proceso de inversión en la optimización de los procesos productivos para alcanzar estándares de calidad de nivel internacional".

Además, se indicó que habrá una participación activa en las cámaras del sector para "obtener de las autoridades gubernamentales los acompañamientos necesarios".

López, nacido en Comodoro Rivadavia, se convirtió en empresario cuando se hizo cargo del negocio familiar del transporte de cargas. En poco más de 10 años se transformó en el dueño de firmas diversas que incluyen una petrolera y varias salas de juegos de azar. Antes de dejar la presidencia, Kirchner le prorrogó un contrato para la explotación de las máquinas tragamonedas del Hipódromo de Palermo, hasta 2032.

Comentá la nota