La UCR de Paraná no logra la unidad

La agrupación conducida por Marcelo Viola hizo pública su aspiración a gobernar la ciudad. "Representamos una construcción nueva", dijo el dirigente que pretende plasmar una opción a los tradicionales nombres.
"Queremos ser protagonistas en una propuesta de cara al 2011", expresó el dirigente de Paraná, Marcelo Viola, para dar cuenta de la decisión de su grupo, Compromiso Radical. La corriente, que representa la minoría en el Comité Capital de la UCR que conduce Fabián Rogel, realizó un plenario el 25 de noviembre pasado y decidió "profundizar la actividad en torno al armado del programa de gobierno 2011-2015".

"En esa reunión dimos el paso para intensificar el trabajo que ya se viene realizando", dijo Viola que puso el acento en "la convocatoria, en torno a cada área temática municipal, a recursos humanos muy valiosos, que están dispersos y que son afines al radicalismo".

"Queremos intensificar ese trabajo de articulación, que se torne más productivo, en pos de una construcción colectiva que apostamos a que nos trascienda como grupo", expresó el dirigente que apostó también a "trascender incluso al radicalismo para integrar a las fuerzas del Acuerdo Cívico y Social, a otros eventuales aliados políticos y de organizaciones de la comunidad".

Recursos humanos

En la percepción del Viola, en efecto, habría un "capital humano" disperso que podría aportar a la tarea programática y de gestión del radicalismo. Y la apuesta sería convocar a esos sectores para darle cuerpo y base a un programa partidario. "En esto visualizamos un déficit del partido. Creo que no se ha sabido ofrecer el canal adecuado para que estos sectores participen. Hemos comprobado que cuando se da una apertura genuina hay una reacción positiva y esta gente aporta lo suyo dentro de sus posibilidades", valoró el dirigente que aseguró que hay, entre quienes se suman, no sólo sectores profesionales "que aporten un perfil técnico a la propuesta del radicalismo" si no también "vecinos que tienen para aportar una solución a un problema concreto de su barrio".

En la postura del grupo, hay una valoración particular de lo que han sido las distintas gestiones municipales desde 1983 a esta parte. Si bien los gobiernos radicales fueron encarnados por hombres de apellido Varisco (Humberto Cayetano y Sergio), Viola afirma que "más allá de un apellido, estas gestiones del partido tuvieron por característica un manejo más austero de las cuentas públicas, una visión estratégica de la ciudad", destacó.

En este sentido -y luego de que el varisquismo realizara una suerte de relanzamiento partidario de lo que se denominó Pedep (Plan de Desarrollo Estratégico de Paraná)- Viola puso de relieve esa experiencia municipal no sin subrayar que "Oscar Pintos, que estaba a cargo de ese plan, es integrante de este grupo".

Del otro lado, hubo críticas a las distintas gestiones justicialistas que se han turnado al frente del Departamento Ejecutivo: "Paraná muestra un preocupante estado de desquicio, desde el punto de vista administrativo", cuestionó. "Hay un desorden notorio de los recursos humanos municipales, no sólo por un incremento desproporcionado e innecesario de la planta de personal si no también por una inadecuada utilización de la misma", diagnosticó.

Tercero

"Nosotros estamos en una construcción nueva", presentó Viola a su grupo como opción en la tradicional interna del radicalismo local, entre Varisco y Rogel. "Somos sin embargo parte de un partido con historia, con presente y con futuro. No se pueden hacer cortes abruptos pero consideramos que hay que producir un reordenamiento de los actores partidarios", sugirió.

Dijo haber sostenido "una actitud de diálogo" con los otros grupos como premisa aunque "en base a que ese diálogo sea razonable". Para Viola, esto querría decir que "se atienda a las circunstancias presentes, a la ubicación política para evaluar en su momento, de modo sensato, quienes son las personas que están en mejores condiciones para encabezar la propuesta para la ciudad". No será fácil para el grupo por cuanto, según la percepción del propio Viola, "hay varios dirigentes con inquietudes de ser protagonistas". (Fuente: El Diario)

Comentá la nota