El Paraná llegaría en una semana a dos metros de su pico histórico

Hubo lluvias en la cuenca superior en la última semana y esperan nuevas precipitaciones. Prevén que el próximo 29 de enero, el río llegaría a 5,35 metros en Paraná, exactamente dos menos que su máximo histórico registrado en 1983.
El último informe sobre el sistema hidrológico de la Cuenca del Plata elaborado por el Instituto Nacional del Agua (INA) ratifica la continuidad de la creciente del río Paraná por la continuidad de importantes lluvias en su cuenca superior pero también por precipitaciones en gran parte del Litoral argentino, situación que amenaza con repetirse a partir del próximo fin de semana.

El pronóstico hidrológico sobre el río Paraná prevé que en la capital entrerriana marque 5,29 el próximo domingo y 5,35 el viernes 29, es decir, exactamente dos metros menos que en 1983, cuando alcanzó su máximo histórico: 7,35 metros.

Los informes del INA son la base de la información que tienen las provincias ribereñas y por ahora no hay perspectivas de cambio de situación en cuanto al comportamiento de la cuenca debido a que siguen produciéndose lluvias.

Desde el sábado 23 al martes 26 los pronósticos indican que se volvería a inestabilizar al norte de Litoral argentino, en el sur de Brasil y sureste de Paraguay.

En el informe difundido ayer sobre la situación hidrológica, el INA señala que en la última semana se registraron precipitaciones entre 25 mm y 50 mm en las nacientes del Paraná. La semana próxima llovería en el mismo orden mientras que no hubo lluvias sobre la cuenca del río Tiete pero se las espera para los próximos siete días y de importancia.

Sobre la zona del río Iguazú se produjeron lluvias de hasta 75 mm en los últimos cinco días y podrían registrarse montos similares en los próximos cinco días. Los embalses emplazados sobre el tramo medio del río se encuentran llenos, sin capacidad de atenuación de crecidas. El aporte al río Paraná podría mantenerse en el orden de los 3.000 m3/s durante la próxima semana de registrarse las lluvias sobre la cuenca.

El INA reporta además que en la confluencia del Paraná y el Iguazú el caudal aumentó unos 1.000m3/s en la semana siendo el actual de 26.000m3/s con tendencia a la suba.

El río Paraguay tuvo lluvias de entre 75 y 150 milímetros en su alta cuenca aunque los pronósticos indican que las lluvias no serían significativas en los próximos días. Si bien tanto en Brasil como en la Argentina subieron los registros, el Paraguay todavía descarga al Paraná un 24% menos que su valor mensual normal.

En cuanto al Paraná en territorio argentino, el caudal en Yacyretá aumentó en alrededor de 1.000 m3/s. Esto produjo un muy leve repunte en Corrientes y Barranqueras, pero en el resto del río las alturas se mantienen prácticamente estables. Recuerda el INA que en Corrientes superó la altura de 6.50 m, "considerada crítica en caso de mantenerse en el tiempo".

Por último destaca que "se registró un aumento de caudales en la entrada del río en la Argentina, esto más las lluvias en la cuenca de aporte argentino produjo que los niveles en el tramo se mantengan ascendentes en todas las estaciones".

Comentá la nota