Paran en Salud, pero se negocia una salida

Con una movilización a Casa de Gobierno y varias asambleas en los hospitales, los trabajadores de Salud empezaron ayer a hacer efectivo el paro por 72 horas convocado por la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE), en reclamo de la crisis que afecta al sistema e insistir con la derogación del decreto que otorga adicionales.
Por este último tema se reunió ayer el ministro de Salud, Daniel Vincent, con los directores de los hospitales de complejidad IV y jefes de las zonas sanitarias de la provincia. En conjunto elaboraron una propuesta que incluye modificaciones en el Decreto 547 y que será enviada en los próximos días al Ejecutivo para su evaluación. En el encuentro se trabajó esencialmente sobre el artículo 3. En este punto se reglamentaron las condiciones para poder cobrar el adicional establecido en la disposición. En este sentido, según manifestó Vincent «quedó definido que un agente que falte un día no perderá el adicional completo sino un porcentaje, y si en los dos meses siguientes no faltara, se le devolverá ese porcentaje». Además quedó escrito que la persona que solicite un curso de capacitación de interés para el sistema, no se le descontarán los días de cursado.

También se analizaron los porcentajes que deben recibir cada uno de los agrupamientos. Al respecto Vincent explicó que «la propuesta realizada incluye una mejora importante en porcentaje sobre los agrupamientos inferiores». Y agregó: «Al primer agrupamiento de profesionales se les va a pagar el adicional en cinco cuotas, pero a los inferiores será en dos cuotas, esta es otra de las mejoras».

En coincidencia con el segundo día de paro, el Sindicato de Profesionales regresará hoy a la huelga de consultorios, medida que se extenderá hasta mañana.

Los sectores no sólo piden que se deje sin validez la norma, sino también se los convoque a una mesa de discusión salarial para distribuir de manera equitativa los fondos que le corresponden a los trabajadores.

"Queremos seriedad en el tema porque estamos hablando de la salud", expresó Baltazar Álvarez, delegado de la junta interna de ATE en el Castro Rendón, quien agregó que ayer fueron a Casa de Gobierno, donde quemaron el decreto y arrojaron abono en el ingreso al edificio. "Fue en muestra de que a la ‘Tierra Nueva’ de esta provincia -lema de la actual gestión- le falta abono", aclaró Álvarez, al tiempo que remarcó: "Nosotros estamos dispuestos al diálogo y a la paz social, pero para eso es importante dejar sin efecto el Decreto 547 y convocar a una mesa salarial urgente".

Desde ATE Salud informaron que las actividades se trasladarán hoy al centro de salud de Nueva Esperanza y a la zona bancaria. Mientras que a las 13 instalarán una carpa en las inmediaciones del hospital regional, donde harán una permanencia de al menos 24 horas.

Comentá la nota