Se paralizaron las obras de las doscientas viviendas del Plan Federal de La Movediza

Al acumularse la deuda de tres certificados, que suman más de un millón de pesos, la empresa Málaga Construcciones decidió suspender los trabajos en la obra de las 200 viviendas del Plan Federal, que comenzó a levantarse en La Movediza hace tres meses. Lo confirmó Mario Civalleri, desde el Municipio, y Daniel Sagrera, de la Uocra.
Tanto el secretario de Obras y Servicios Públicos, Mario Civalleri, como el titular de la Uocra, Daniel Sagrera, confirmaron a El Eco de Tandil lo que ya se veía venir, de acuerdo con comentarios vertidos por la propia empresa, Málaga Construcciones. Las obras de la segunda etapa de doscientas viviendas del Plan Federal han sido paralizadas.

La causa es la falta de pago por parte del Gobierno de la nación, precisamente de los últimos tres certificados, que ascenderían a más de un millón de pesos, razón por la cual han sido suspendidos alrededor de sesenta trabajadores.

“Estamos gestionando”

En comunicación con este Diario, Daniel Sagrera manifestó que “los perjudicados son cerca de 80 trabajadores, porque el Gobierno debe tres certificados y no saben cuándo se los van a pagar”.

Manifestó que la situación es complicada “porque los pagos dependen del Estado así que estamos a la espera de ver qué gestiones se pueden hacer desde acá. Ya hablamos con Mario Civalleri, quien nos dijo que ya están haciendo gestiones”.

Priorizar la obra pública

para mantener empleos

Por su parte, Mario Civalleri, en contacto con este medio señaló que efectivamente, la empresa Málaga ha decidido parar los trabajos por la falta de pago de los certificados, “por lo que habrían suspendido a sesenta trabajadores”.

Aseguró que desde el Municipio ya se han iniciado las gestiones. “La semana pasada ya había estado en contacto con el titular de la empresa (Daniel Papasoro), quien nos adelantó que si Nación no pagaba los certificados que se les adeudan, no podrían continuar”, dijo.

Agregó que cuando le pidió un esfuerzo en ese sentido, el empresario le contestó que “ya nos estiramos todo lo que podíamos, pero no es posible seguir sosteniendo el trabajo de esta manera ya que a nosotros, los bancos no nos esperan, por lo tanto nos veremos obligados a parar la obra”.

Civalleri expresó que esto es lamentable y muy preocupante, y en cierta forma, como un contrasentido, ya que el Gobierno nacional está preocupado por los despidos e insta a los empresarios a no recortar fuentes de trabajo, y desde el propio Estado están provocando, por falta de pago, que más de sesenta trabajadores se queden sin trabajo. Ante esta situación, manifestó que “sería esencial que desde el Estado se mantenga la obra pública por la mano de obra que puede dar”.

Comentá la nota