Por la paralización de Puerto Quequén, se reunió la mesa sindical

La mesa Sindical Marítima Portuaria se reunió hoy en las instalaciones de la Asociación del Personal de Terminal Quequén con el objetivo de plantear "la preocupante situación por la que está atravesando nuestro puerto".
Los gremios y el intendente Daniel Molina, coincidieron en que uno de los problemas coyunturales es el cierre de la exportación de trigo, situación que sin embargo se revertirá a partir del anuncio de apertura que hará mañana la presidenta Cristina de Kirchner.

La mesa acordó realizar una presentación en conjunto ante la secretaría de la Producción en la provincia.

Daniel Monjes de la asociación de personal de Terminal Quequén, señaló que "pasó lo que sabíamos que iba a pasar: el notable achatamiento de Puerto Quequén y la consecuencia falta de trabajo".

Monjes señaló que los sectores más afectados son los que trabajan a destajo, pero también el personal de planta permanente de las terminales se ve perjudicado por la falta de horas extras.

El intendente Molina, quien estuvo acompañado por el secretario de Gobierno Mario Diez y el subsecretario de la Producción Martín Issin, también se puso a la cabeza del reclamo y no ahorró críticas a la política portuaria.

"Estamos viendo el progresivo decaimiento que viene padeciendo Puerto Quequén en los últimos 10 a 15 años", dijo. Para el jefe comunal, la estación marítma ha perdido relevancia internacional y nacional, en comparación con otros puertos.

"Puerto Quequén exporta la cuarta parte de lo que podría exportar, en un momento en que ha mejorado muchísmo técnicamente". Agregó que "se da una situación paradojal que repercute en la operatoria, en los trabajadores y una tremenda preocupación por el presente y hacia el futuro".

Destacó que " todo Necochea depende de la ecocnomia de Puerto Quequén porque la economía local es agroexportadora: todo lo que le suceda al puerto va a marcar el presente y el futuro".

En una clara alianza en este tema con el gremialismo, señaló que "tenemos que tener el coraje de afrontar hacia arriba, de ir a lo nacional y de ir a denfeder lo nuestro".

Según Molina, "tenemos que juntar voluntades y dejar de lado el partido político y los intereses particulares" porque "en Buenos Aires hay oídos sordos". Agregó además que le solicitó al gobernador de la provinca, que maneje una política propia de exportación de trigo.

De la reunión de hoy, participaron además el presidente del Consorcio de Puerto Quequén, Ernesto Costanzo, el secretario general de la CGT local, Mario Lastra, el director del Consorcio y actual concejal, Fabián del Río, otros referentes sindicales y representantes de acopiadores y exportadores.

Comentá la nota