Paraguay: vicepresidente amenaza con iniciarle juicio político a Lugo

El vicepresidente de Paraguay, Federico Franco, no descarta promover un juicio político al presidente, Fernando Lugo, "si no se decide a gobernar".
Franco arreció sus críticas al presidente y dijo en un programa televisivo que no está dispuesto a acompañar al presidente "hasta la tumba".

Las declaraciones, reproducidas en la prensa local, Franco admitió así la ruptura de relaciones en la fórmula que ganó las elecciones el 20 de abril del 2008 y puso fin a 61 años de hegemonía del Partido Colorado.

El vicepresidente aseguró que no es "de derecha", sino que se considera un "liberal" y que no está conspirando contra la gestión de Lugo, como lo señalan sectores sociales y de izquierda, aliados al gobierno paraguayo.

"A mí me queda la satisfacción de que yo me puedo ir por ejemplo a un velatorio, a un partido de vóley, a un partido de fútbol, a una fiesta, solo, sin guardia y la gente entiende que yo no soy un florero", comentó.

Para la idea de someter a Lugo a un juicio político, Franco ya cuenta con el aval de la senadora Zulma Gómez, vicelíder de la bancada del Partido Liberal Radical Auténtico (PLRA) quien expresó hoy su disposición a conversar con sus pares del Congreso.

"Vamos a estar atentos y si el presidente de la República va a seguir cometiendo estos errores, se debe buscar un juicio político o la renuncia", sostuvo, luego de una reunión con dirigentes regionales en Ciudad del Este.

Agregó que "el PLRA no puede seguir sosteniendo a un gobierno incapaz, a un presidente de la República que miente, que no tiene control, que no sabe lo que ocurre en el país".

El PLRA es el sector mayoritario de la gobernante Alianza Patriótica para el Cambio (APC) pero está dividido en al menos tres sectores, uno de ellos, encabezado por el vicepresidente Federico Franco.

Las otras dos corrientes mantienen su apoyo incondicional al gobierno y entre sus figuras más representativas están el ex ministro de Justicia Blas Llano, que volvió al senado el 20 de abril, y el ministro de Obras Públicas, Efraìn Alegre.

Comentá la nota