Paraguay: renunció el jefe de Gabinete por diferencias con Lugo

El jefe de Gabinete de la Presidencia paraguaya, Miguel Ángel López Perito, presentó su renuncia al jefe de Estado, Fernando Lugo, después de que el mandatario anunció la aprobación de un polémico subsidio para pequeños productores agrícolas.
El ministro de Justicia y Trabajo, Blas Llano, confirmó en una rueda de prensa que López Perito presentó una carta con su renuncia al cargo durante una reunión del Gabinete celebrada en la residencia presidencial Mburuvichá Róga.

"Creemos que en este tiempo de autocríticas tenemos que dejar que se tranquilice el ambiente. (El jefe de Gabinete) es una persona muy importante del Gobierno", señaló Llano.

Además, recordó que López Perito fue el jefe de la campaña de la Alianza Patriótica para el Cambio (APC), que llevó a Lugo al poder en los comicios generales del 20 de abril de 2008.

El ministro de Justicia y Trabajo no divulgó los motivos de la presentación de la dimisión, mientras que los medios de prensa atribuyeron ese hecho al anuncio de Lugo de la firma de un decreto para la entrega de un subsidio de ocho millones de dólares para pequeños productores de varias regiones del país.

La ayuda fue aprobada tras el reclamo de productores de sésamo del departamento de San Pedro (centro), que amenazan con nuevos bloqueos de carreteras como los registrados la semana pasada en varias regiones del país.

Los medios informaron, además, que al parecer López Perito no estuvo de acuerdo en la inclusión de productores de otros productos agrícolas en la nómina de beneficiarios.

Por su parte, Lugo dijo en una rueda de prensa en la que anunció la firma del decreto que "la cuestión del subsidio forma parte de la agricultura familiar (...). Nadie debe dudar de que este Gobierno tiene la firme voluntad de ayudar a los más humildes".

El anuncio de aprobación del documento había motivado, además, que el ministro de Agricultura y Ganadería, Cándido Vera Bejarano, solicitara un permiso de diez días que fue concedido por el mandatario el viernes pasado.

Ese permiso fue interpretado por la prensa local como una salida negociada de Vera Bejarano, quien se rehúsa a avalar el documento que acredite la ayuda.

La postura del ministro de Agricultura es apoyada por el vicepresidente paraguayo, Federico Franco, del oficialista Partido Liberal Radical Auténtico (PLRA), al igual que el ministro de Agricultura y Ganadería.

Franco opinó la semana pasada que si "el Estado decide entregar recursos financieros a un grupo, que representa el 8 por ciento del total de los productores de sésamo del país, se estaría creando una situación de total injusticia".

El pedido de los productores de sésamo ha derivado, también, en un cruce de insultos entre Vera Bejarano y el gobernador de San Pedro, José Ledesma, y un líder campesino, Elvio Benítez, quienes secundan el reclamo de estos productores agrícolas.

Comentá la nota