En Paraguay, creen que Alberdi es la de mayor riesgo de contagio por la gripe A

Los principales medios de Paraguay, ven al departamento Ñeembucú, y particularmente a la ciudad de Alberdi, como lugares de "alto riesgo" por el cruce masivo y diario de personas por este punto internacional entre ambos países.

Ñeembucú con una población con fuertes lazos con las provincias del nordeste del país vecino, hoy debe multiplicar sus esfuerzos para evitar un contagio masivo de los viajeros, afirmó el diario ABC Color.

Razones laborales, la visita a familiares e incluso el turismo motivan a los habitantes de la zona a viajar con frecuencia al Chaco, Corrientes y Formosa.

Sin dudas, una de las ciudades del Ñeembucú con mayor riesgo de convertirse en puerta de entrada al Paraguay para el mal que eclosiona, la gripe H1N1, en la Argentina es Alberdi, limítrofe de la capital de la provincia de Formosa.

La capital comercial del departamento recibe diariamente a muchos visitantes que aprovechan las ofertas de los negocios alberdeños.

La actividad que normalmente es la mayor fuente de ingresos de los vecinos de la ciudad hoy se convierte en un elemento que puede facilitar la propagación de la temida enfermedad en el Paraguay. Otro factor de temor es la precaria infraestructura y la limitada capacidad de los hospitales públicos del distrito y la zona.

Esta deficiencia hace que centenares de paraguayos se trasladen periódicamente a los centros asistenciales de las provincias vecinas. En este peregrinar, los pacientes paraguayos se ven obligados a compartir espacios con argentinos afectados por el mal y es alto el riesgo de regresar al Paraguay con el virus en el cuerpo, puntualizó la prensa guaraní.

Acciones insuficientes

Las acciones desarrolladas hasta el momento por el Ministerio de Salud Pública del Paraguay no son suficientes y parecen no tener en cuenta la condición de departamento limítrofe con la Argentina. Médicos y pobladores de la zona han expresado su inquietud ante la amenaza que se cierne, la gripe H1N1, sobre Ñeembucú.

Señalan que las autoridades sanitarias paraguayas ya hubieran ordenado medidas para fortalecer el control y limitar la posibilidad de contagio en el límite con la Argentina. Así como no se observan acciones especiales para verificar los puntos de ingreso de residentes en las provincias del nordeste, tampoco se percibe que el sistema de salud en el Ñeembucú haya sumado equipos, insumos y personal de blanco para afrontar la crisis que se avizora.

Preocupación

Por su parte el director de la Duodécima Región Sanitaria Dr. Félix Brizuela había afirmado que ya han sido destinadas varias salas del hospital de Pilar para atender los casos sospechosos de la enfermedad que afecta a gran parte del mundo.

Mientras los vecinos del departamento están preocupados y afirman que si la gripe H1N1 ha sido capaz de generar estragos en un país como la Argentina, que tiene una organización altamente eficiente en materia de Salud Pública, en el Paraguay la proliferación de la gripe puede tener resultados catastróficos.

Asistencia a paraguayos

Hasta el momento y a pesar de que los hospitales de la Argentina están saturados de enfermos de la gripe H1N1, los médicos de la frontera siguen demostrando su solidaridad con los enfermos del Ñeembucú y un alto porcentaje de los casos graves son derivados a los centros asistenciales del Chaco, Formosa y Corrientes. Sin embargo, estas opciones hoy resultan riesgosas por los casos del mal que se multiplican en la Argentina.

Además es previsible que abrumados por la creciente consulta por la gripe A las autoridades sanitarias del país vecino deban suspender momentáneamente la atención privilegiada que se da a los pacientes paraguayos, que no encuentran soluciones sanitarias en su propio país.

Comentá la nota