"Para eso vine".

VELEZ: Eso respondió Maxi Moralez cuando Olé le consultó si estaba ilusionado con ser campeón: "Ojalá se nos dé".
La tinta de la firma de su contrato aún está fresca. Apenas transcurrieron diez días desde que Maximiliano Moralez y Vélez se unieron para un mismo fin: tratar de quedarse con el Clausura. Por eso, no bien el Enano pisó el Amalfitani para ser presentado como el primer refuerzo del Fortín aclaró cuál era su pensamiento. "Ahora estoy en un club que pelea el campeonato", había sentenciado. Y, luego de un par de días de asentamiento, lejos de cambiar su pensamiento, lo ratificó ante la pregunta de Olé.

-¿Estás ilusionado con poder salir campeón?

-Sí, obvio, la verdad que sí. Ojalá que se nos dé. Para eso vine.

Clarito, escueto, pero contundente. Moralez tiene bien en claro qué es lo que quiere para su nuevo equipo en este semestre. Y, aunque es consciente de que el camino recién empieza, también sabe qué se necesita para cumplir con el objetivo: "Creo que si primero hacemos un buen grupo en lo humano las cosas pueden salir bien".

El Enano se sumó en los últimos días de pretemporada en Necochea y por eso, de a poco, los preparadores físicos del club (Néstor Bonillo y Ernesto Colman) lo están poniendo a punto para que se ponga a la par de sus compañeros y llegue en óptimas condiciones al inicio del Clausura, el objetivo de Vélez y de Maxi. Así, los profes y el cuerpo médico son los que le indican a Gareca cuánto tiempo por amistoso está en condiciones de jugar. Por ello, Maxi no completó ninguno de los dos amistosos de los que participó (jugó, bien, 30 minutos ante Rivadavia de Necochea y el miércoles disputó, de mayor a menor, 45 minutos ante Defensa y Justicia). "Necesitamos agarrar un poco más de ritmo físico y de fútbol", adujo, al tiempo que analizó que "la parte física en la pretemporada es importante para mantener la base en todo el resto del campeonato".

Tanto en los amistosos que jugó como en las prácticas de fútbol, el Enano no tuvo una posición fija: Gareca lo probó de media punta, de volante por izquierda y hasta de enganche por izquierda en una línea de tres creadores. "Lo estoy viendo en las posiciones que al él le gustan jugar. Lo voy a utilizar donde se sienta más cómodo. No le voy a pedir nada raro", explicó el entrenador. De todos modos, y más allá del puesto en el que sea utilizado, el Enano sabe que necesita sumar minutos de fútbol junto a sus compañeros. "Todavía nos falta conocernos más adentro de la cancha, pero creo que con el pasar de los días se va a dar y me voy a ir sintiendo cada vez mejor", analizó quien llegó ¿con el título bajo el brazo?

Comentá la nota