Para fin de año se viene un aumentazo en el precio de la carne

Lo confirmaron ayer a DIARIO HUARPE diferentes frigoríficos de la provincia. El piso del aumento de precios del kilo vivo rondaría el 20 y el 25%, mientras que el de góndola es imposible de calcular.
"El techo es difícil conocerlo, porque no se sabe cuál será el límite a la suba que avalará el consumidor final ni cómo será la intervención del go­bierno", expresó Edgardo Rodríguez de Carnes Pan­tanal.

Las causas del aumento

Todo indica que el aumento deviene del desequilibrio en la ecuación oferta - demanda que se está generando luego de los 11 millones de cabezas que se faenaron en los primeros ocho meses de este año.

Según las estadísticas de va­cunación de 2008 del Ser­vicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Se­nasa), hay tres millones me­nos de terneros. Esto determinará que se produzcan 600.000 toneladas menos de carne el año que viene. Y que se pague entre 5, 6 y hasta 7 pesos un animal que va a faena. Hoy por kilo vivo de novillo se paga entre $3,60 y $3,90.

Señales de crisis

David Mercado, de Carnes El Tontal, contó que el jueves pasado empezó el aumento y dijo: "Cuando la semana pa­sada nos trajeron la carne venía con un aumento de $0,20".

Esta suba se traduce en $0,50 o $0,60 como precio final. Es decir si el kilo estaba en $14,90, hoy se encuentra a $15,50. Lo que también preocupa al sector y que es una señal de la crisis, es que los animales que llegan son cada vez más chicos.

"Hace ya varios meses que estamos recibiendo este tipo de animales. Algo que es po­co común y que nos demuestra para dónde va­mos", ex­presó Mercado.

Se estima que como medida para impedir el aumento el gobierno podría llegar a ce­rrar las exportaciones, pero por el momento no se ha di­cho nada.

Si deciden cerrar las exportaciones para planchar el precio interno de la carne, se contaría con un 22% más de producto, que es lo que hoy se destina al mercado externo. De esta manera, se podría mantener el actual consumo de 70 kilos por habitante, que es el más alto del mundo.

Según el estudio de la Cá­mara de la Industria y Co­mercio de Carnes y Deri­vados de la República Argen­tina (Ciccra), si se toma esta opción dejaría sin empleo a 15.000 operarios, y, además, mantendría la liquidación de vientres.

Comentá la nota