Para Verdún es "poco serio" el método de Capitanich para medir las metas

"El éxito de una gestión se mide a través del estado de ánimo de la gente", aseguró el presidente del Comité Provincial de la UCR, acerca del sistema de premios y castigos para los funcionarios que anunció el gobernador.
Ante el anuncio realizado por el gobernador Jorge Capitanich referido a fijar las reglas del Sistema de Información para la Gobernabilidad (SIGOB), método que estipula las metas a cumplir por el Ejecutivo durante la gestión, el titular de la Unión Cívica Radical del Chaco Luis Verdun se mostró escéptico ante tal iniciativa.

"La realidad marca otra cosa, ya que hasta ahora a casi dos años de gobierno del Frente Chaco Merece Más, no hemos podido ver que alguna de las tantas promesas realizadas por el gobernador se hayan cumplido, por lo que me permito tener mis serias dudas en cuando a este método presentado", dijo y añadió que "el éxito de una gestión se mide a través del estado de ánimo de la gente".

El mencionado sistema para el éxito de la medición de resultados en materia de las políticas públicas pretende lograr el máximo nivel de resultados y gestión pública, instalando un incentivo a aquellos funcionarios que logren resultados positivos.

"Quizás la intención sea buena, pero si hay algo que está marcando la gestión de Capitanich es justamente la falta de cumplimiento de sus tantos anuncios y que se ve reflejado en las protestas de la gente casi a diario frente a la Casa de Gobierno", opinó Verdun.

Agregó el presidente del Comité Provincial del Radicalismo que "los constantes cambios en su gabinete en todos sus estamentos, desde ministros hasta secretarios y subsecretarios demuestran que todavía no ha podido alcanzar la meta que habrá tenido antes de asumir y ello indica que la gestión no es la óptima ni mucho menos". Añadió que una prueba de que la gestión no ha sido buena es la falta de coordinación entre sus funcionarios, al punto que se realizaron piquetes y protestas callejeras entre ellos, provocando más sinsabores a la comunidad.

Asimismo Verdun puntualizó: "No me parece correcto incentivar a sus funcionarios con premios si es que obtienen los objetivos trazados. Es obligación y deber de un funcionario público cumplir con el rol que le toca, no se trata de un concurso y donde gana el mejor y, así lo fuere, tampoco es conveniente porque podría acarrear una competencia entre miembros de un gabinete provincial y que a veces trae consecuencias inesperadas en detrimento de las verdaderas necesidades del Pueblo".

"Sinceramente me parece poco serio este sistema. Aquí la única forma de saber si la gestión es buena es observando en el día a día a la población, y si esta se muestra disconforme ya sea por cortes de luz y agua, sobrefacturación de impuestos de parte de las empresas Sameep y Secheep, incumplimiento en la cadena de pago a los empleados públicos, atraso sistemático a contratados y jornalizados, conflicto con los productores o falta de pago a prestadores, es porque alguien no cumplió lo que prometió".

Comentá la nota