Para Verani, la crisis con Saiz fue sólo "una novela"

El ministro no admitió diferencias con el gobernador.
El jueves lo recibió el mandatario provincialEl ministro de Hacienda, Pablo Verani calificó ayer que la crisis institucional con el gobernador Miguel Saiz fue "una novela fabricada por los medios". Así, el funcionario rompió el silencio autoimpuesto durante el mes en el que no habló con Saiz e hizo declaraciones recién en la víspera después que el jueves lo recibiera el mandatario.

Verani entendió esa reunión como la ratificación en la conducción de Hacienda aunque, durante un mes, el gobernador lo desautorizó en sus funciones públicas.

El jueves, Saiz lo recibió finalmente. El último encuentro entre ambos se había concretado el miércoles 24 de junio cuando el contador acompañó a una audiencia al intendente de Cipolletti, Alberto Weretilneck. Esa reunión se concretó cuatro días antes de las elecciones. Luego, el gobernador fustigó y desautorizó a su ministro por el diseño del pago en cuotas del aguinaldo y afirmó que esa medida "no fue neutral" en el resultado electoral.

Una divisoria de aguas marcó Saiz en esa ocasión con esos dichos y la corrección de que los aguinaldos se abonarían en un sólo pago. Verani se sorprendió y se recluyó en su cartera, limitándose a diálogos con sus allegados políticos y sus funcionarios. Expresaba que no facilitaría su renuncia y esperaría la reacción del mandatario mientras insistía en que su relación en el gobierno ya no tenía retorno.

El tiempo derivó en mayores erosiones del poder de Verani. Saiz no le comunicó ninguna de sus gestiones ante Nación, ni lo consultó para el cronograma del pago del SAC que confeccionó con funcionarios de Hacienda. Durante la última semana, el gobernador desconoció un pedido formal de audiencia de su ministro. Un común denominador concentró el encuentro del jueves: ninguno profundizó en las razones de las diferencias expuestas y se forzaron en renovar pautas de la convivencia por un plazo más.

El jueves y ayer, "Río Negro" insistió en hablar con el titular de Hacienda pero éste no respondió ningún llamado.

En declaraciones a otros medios, el ministro relativizó lo ocurrido y acusó a "algunos medios", sin detenerse en las acusaciones, por la desautorización y el distanciamiento planteados por el gobernador.

En diálogo con ADN, el ministro afirmó que "algunos medios han jugado un papel importante en fabricar esta novela".

El ministro ni siquiera admitió un "distanciamiento en el último tiempo" con Saiz. "No sé, no me he puesto a analizar esa posibilidad. El gobernador y su Ministerio de Hacienda tienen problemas muchos más serios que eso y los tienen que resolver"

Comentá la nota