Para Vargas "algunos jamás entenderán nuestro futuro estratégico como Provincia"

El empresario y referente político, César Vargas, se mostró de acuerdo con las palabras del presidente de AFARTE, Alejandro Mayoral, al entender que con la ley de fomento de la industria local además de "alentar la producción nacional de determinados productos electrónicos que sólo se fabrican en Tierra del Fuego", también se benefician otros sectores de la provincia que están retraídos, como el comercio en su conjunto.
"El efecto multiplicador que tiene para la economía la instalación de una fábrica, se ve reflejado en el crecimiento de las empresas constructoras, de los mercados de materiales, de los proveedores de servicios locales, de la gente en general", sostuvo.

En entendió que "a partir de este tipo de inversiones, se genera trabajo genuino, sustentable y decente, se incrementa el aporte del sector privado al fisco y el Estado dispone de mayores recursos para políticas sociales. Necesitamos que se multipliquen los puestos de trabajo en el sector industrial ya que avanza el desempleo y el Estado se está desfinanciando y en algún tiempo más no podrá intervenir para asistir a más desempleados", dijo.

"Esta ley representa para todos los que vivimos en Tierra del Fuego una oportunidad –consideró-, porque una vez sancionada la norma se dará trabajo a 1.200 personas en forma directa y a 4 mil en forma indirecta e inducirá inversiones por 40 millones de dólares. Hoy más que nunca tenemos que cuidar a nuestras empresas y bregar para que otras se instalen. Los que no entiendan la importancia que este tipo de medidas tiene para nosotros, jamás entenderán nuestro futuro estratégico como provincia".

Si la norma es sancionada en el Senado, "estoy seguro que el sector industrial en su conjunto estará dispuesto a colaborar desde el punto de vista tributario. A mayor producción habrá una mayor contribución al fisco. Así como están las cosas al día de hoy, es prácticamente imposible insinuar la pretensión del Estado por incrementar la presión fiscal al sector productivo. El escenario es muy delicado, los puestos de trabajo son cada vez menos y la incertidumbre general no ayuda en lo más mínimo a que se pueda asumir compromiso tributario alguno", advirtió.

Comentá la nota