Para Vallejos, la armonización "es una amenaza latente".

El ex secretario general de la UPCP se manifestó en contra del convenio de armonización previsional. "Nos van a elevar la edad jubilatoria y nos van a quitar todos los regímenes especiales", dijo.
"Leyendo detenidamente el Convenio de Armonización se desprende claramente un compromiso que asume la provincia para que los jubilados actuales y futuros se rijan por las leyes y regímenes jubilatorios nacionales perdiendo los beneficios que otorga el sistema provincial", indicó Raúl Vallejos.

El dirigente gremial dijo que de aplicarse significaría que "nos van a elevar la edad jubilatoria a 65 años, nos van a quitar todos los regímenes especiales como los que tienen docentes y policías, se va a eliminar la movilidad del 82% y de esta manera cualquier aumento que tengan los activos no será trasladado al sector pasivo como ocurre ahora bajo las leyes"

Por otra parte el ex secretario general de UPCP advirtió que "los afiliados del INSSEP tenemos que hacer lo que sea para defender lo nuestro, ya que hay antecedentes de transferencias de este tipo, por ejemplo en el año 94 la UPCP estuvo a punto de ser transferida al instituto de la Nación y en una noche, el 5 de octubre, logramos frenar esa transferencia, entonces no podemos permitir que algunos iluminados como los que hoy están detentando el poder en la provincia nos pongan a nosotros como moneda de cambio para armonizar algo que seria un retroceso y un enorme perjuicio, no podemos permitir que decidan el futuro de nuestros jubilados y activos".

Consultado sobre la situación financiera, Vallejos señaló que "en general la provincia está con serias dificultades de caja, por varias razones, una de las causas de este déficit son los 15.000 empleados que se han contratado en este último año, muchos de ellos con salarios muy por encima de lo que esta ganando un empleado público con muchos años de antigüedad y con muchas responsabilidades en su trabajo, esto además de ser una ofensa es una gran injusticia hacia quienes vienen trabajando con seriedad y dedicación hace años en la administración pública sin un justo reconocimiento, pone en riesgo la situación financiera de la caja de jubilaciones y de la obra social".

Comentá la nota