Para Vairo las fotomultas son "antipáticas" pero no buscan "hacer caja".

Para Vairo las fotomultas son "antipáticas" pero no buscan "hacer caja".
El concejal del bloque del FpV-PJ defendió la iniciativa del Departamento Ejecutivo de implementar en el distrito el sistema de detección de faltas a través de fotografías y advirtió que todavía "está pendiente" el debate del proyecto en comisión. "Es una medida antipática desde algunos puntos de vista pero todo lo que sea para ordenar el tránsito siempre es bienvenido", subrayó al tiempo que aseguró que la propuesta no busca "hacer caja".
El concejal justicialista de Almirante Brown Juan Vairo admitió ayer que las fotomultas que propone aplicar el intendente Darío Giustozzi son "antipáticas" por la "resistencia que provoca" en los vecinos, pero aclaró que "no buscan aumentar la recaudación" municipal, como indicaron desde la oposición.

Asimismo, negó que el proyecto "vaya a aprobarse sin debate" en el Concejo Deliberante y advirtió que "antes de su tratamiento" en el recinto miembros del Ejecutivo "deberán explicar en qué consiste el sistema y cómo se piensa aplicar".

En diálogo con este medio, el edil oficialista defendió la iniciativa de aplicar el controvertido método de castigo que se utiliza en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y tildó las críticas pronunciadas por parte de la oposición como "chicanas políticas".

"La discusión y el análisis del tema todavía están pendientes en las comisiones y seguramente comenzará esta semana cuando llegue el expediente", anticipó antes de señalar que, pese a no contar con información al respecto, "no puede decirse que se busca hacer caja".

En este punto, el ex presidente de Brown de Adrogué puso como ejemplo la Capital Federal y argumentó que "si allí casi no se recauda nada" por esa vía "menos todavía en un distrito como éste".

"Ese seguro que no es el fin, aún no sabemos si las multas serán económicas o advertencias pero lo fundamental aquí es la educación, concientizar a los ciudadanos porque los castigos económicos solos no van a mejorar una situación tan preocupante", explicó, al tiempo que ató el repudio de algunos sectores a "una estrategia política" enmarcada en "un tiempo electoral".

La semana anterior el Ejecutivo envió el Concejo un proyecto que sólo mencionaba implementar el sistema de fotomultas en el distrito y la promesa, expresada a través del bloque oficialista, de que en los próximos treinta días llegaría el expediente completo.

La pretensión del Jefe comunal era conseguir el permiso del Cuerpo y, recién después, explicar cómo se aplicará, cuándo, en qué zonas y por medio de qué empresa.

Sin embargo, las objeciones hechas por la oposición y el rechazo de distintos sectores de la población hizo que se diera marcha atrás y la iniciativa se giró a comisión.

En este marco, Vairo negó que la intención del bloque del FpV-PJ haya sido acompañar la medida sin conocerla y aseveró que se dará una fuerte discusión entre los distintos espacios que componen el Cuerpo antes de que llegue al recinto.

"Habrá muchas reuniones en las que empezaremos a desmenuzarlo porque todavía no sabemos cómo se piensa llevar a cabo. Es una medida antipática desde algunos puntos de vista pero todo lo que sea para ordenar el tránsito siempre es bienvenido", concluyó.

Comentá la nota