Para que todos sepan de qué se trata

A cargo de profesores de la Universidad Nacional de Rosario, el curso pretende alertar sobre la problemática urgente y hará hincapié en el rol del Estado para asegurar el recurso.
La Primera Cátedra Libre del Agua en América Latina se lanzará esta semana en Rosario, con la premisa de que este recurso "no es eterno", y con una idea clara: "Hay una concepción política de la economía latinoamericana y se pretende equidad y justicia social; por eso, desde la cátedra sostenemos que se tiene que llegar a un acuerdo mundial de este recurso vital", que "es responsabilidad del Estado", indicaron Aníbal Faccendini, director y profesor de la cátedra y Fabián Bicciré, decano de la Facultad de Ciencias Políticas de la Universidad Nacional de Rosario, adonde se alojará académicamente el curso.

La cátedra estará a cargo de profesores de la UNR, y su director honorario es Ricardo Petrella, profesor emérito de la Universidad Católica de Lovaina (Bélgica). Será gratuita para profesionales, estudiantes universitarios y cualquier persona interesada. Parten de considerar "grave" la problemática de la falta de agua. "En 2050, de acuerdo a los distintos informes y pronósticos, va a crecer exponencialmente la población mundial. El 60 por ciento de ese incremento va a estar dado en los países del sur Africa, sur de Asia y América latina , y será el que más sufra la escasez del agua", indicaron.

La inauguración será el miércoles, a las 19.30, en la mutual Amma (Urquiza 1539), que cedió sus instalaciones para dictar las clases. El rector de la UNR Darío Maiorana, Bicciré y Faccendini, junto al ministro de Aguas y Servicios Públicos, Antonio Ciancio, pondrán formalmente en marcha la iniciativa. La inscripción para la cátedra está abierta hasta mañana, en catedradelagua@yahoo.com.ar.

"El objetivo es lograr la visibilidad de la problemática, la concientización y fundamentalmente mostrar que este recurso es un paradigma, que refleja las profundas desigualdades sociales que hay tanto en América latina como en el mundo", indicó Faccendini. Por eso, "la idea es que se acerque la máxima cantidad de gente posible, para hacer en un futuro, una especie de cátedra regular, aunque extracurricular a los programas académicos de la Universidad". Además, prevén realizarla de manera itinerante en barrios, y también llevarla a distintas ciudades del país y América Latina, a partir de noviembre próximo.

Las clases se extenderán hasta fines de octubre, y pivotearán sobre dos puntos. "Se tiene que lograr este acuerdo mundial sobre el uso racional del agua, tiene que haber solidaridad y cooperación, pero además tiene que haber un profundo compromiso de justicia social y también de solidaridad de los habitantes del norte con los del sur, porque de lo contrario los latinoamericanos vamos a terminar siendo custodios de reservorios de agua dulce para que luego los países del norte, cuando los necesiten, puedan usarlos", indicó Faccendini, quien agregó: "Lo novedoso es que la cátedra es totalmente interdisciplinaria, o sea que va a tener un panorama desde las ciencias sociales, la comunicación social, las ciencias naturales y las ciencias exactas".

En cuanto al abordaje político que tendrá la iniciativa, Bicciré indicó: "El agua es uno de los temas más importantes a nivel universal, es un derecho humano esencial, que lamentablemente, por estructuras políticas o económicas, está distribuida en forma totalmente inequitativa, porque hay millones de personas que no acceden a este elemento. Por eso, hay un compromiso de la universidad pública para dar respuesta a las necesidades sociales". Por eso, la propuesta fue aprobada por el Consejo Superior de la UNR.

Para Bicciré, "el estado tiene un rol central en cuanto a la regulación y el control. Sabemos cómo afecta la falta de agua", y resaltó que "70 millones de latinoamericanos no acceden al agua potable, que es un bien humano, universal, y tiene que estar en manos públicas, con gestión comunitaria". La cátedra recibirá también a profesionales invitados.

Comentá la nota