Para los técnicos el sistema municipal está "colapsado"

Los inconvenientes que se registran en ese área preocupan al colegio que representa a constructores, maestros mayores de obras y técnicos mecánicos electricistas, entre otros profesionales de la construcción.

Demoras en la aprobación de planos, inseguridad en las instalaciones, falta de personal, de tecnología y la necesidad de una reestructuración del circuito administrativo en el área de Obras Privadas de la Municipalidad, como así también la necesidad de renovar el Código de Ordenamiento Territorial (COT) y el Reglamento General de Construcciones (RGC), son algunas de las falencias sobre las que alertó el Colegio de Técnicos de la Provincia de Buenos Aires, distrito V.

Estas inquietudes se suman a las planteadas por el personal de dicha dependencia, que realizó una retención de tareas hace algunos días y al reclamo del Colegio de Arquitectos.

En este caso, el Colegio de Técnicos manifestó su preocupación y pedido de mejoras en cuanto al sistema administrativo y otras tareas que incumben a la Dirección de Obras Privadas.

La Mesa Directiva de la institución, que encabeza la maestro mayor de obras Karina Forgione, expresó en un comunicado que "el municipio, como ente que brega por la seguridad de la población, no está cumpliendo con las medidas de seguridad mínimas", cuando "debería ser el primero" en tener un funcionamiento acorde con las normativas vigentes. En ese sentido las autoridades colegiales recordaron que en dicha dependencia "falta espacio para la atención a profesionales, hay carencia de sistema contra incendios, sistema eléctrico antirreglamentario, sistema informático colapsado, accesibilidad restringida para personas con capacidades diferentes a todas las dependencias", entre otros.

"La falta de personal se hace notar en la demora de la aprobación de los planos, dado que no existe la posibilidad de atender correctamente con un staff de 18 inspectores a todos los profesionales de la construcción del partido de General Pueyrredon" señalaron desde la institución además lamentaron que "no se realizan designaciones nuevas cuando el personal se jubila".

Para dicho sector, esa situación genera "la proliferación de obra clandestina", por lo que consideran "justo" el reclamo realizado por el Sindicato de Trabajadores Municipales referente al tema. Y teniendo en cuenta posibilidad y necesidad de incorporación de personal en dicha área, el Colegio solicitó que "un porcentaje del plantel esté integrado por matriculados del Colegio de Técnicos", dado que consideran "indispensable tener representatividad en las áreas que pertenecen a nuestra actividad".

Regulaciones obsoletas

Asimismo consideraron que "el circuito administrativo debe ser reestructurado, como así también el Código de Ordenamiento Territorial (COT) y El Reglamento General de Construcciones (RGC), dado que son reglamentaciones que tienen más de 30 años y quedaron obsoletas con respecto a las necesidades actuales". En ese contexto entendieron que es "indispensable que el Plan estratégico comience a desarrollarse en políticas concretas y con una participación abierta", como así también que "el desarrollo de las políticas que hacen al ejercicio profesional sean consultadas con los respectivos colegios profesionales".

Desde la entidad aprovecharon para reiterar el pedido de implementación de la Ordenanza 12236, referente a temas de seguridad eléctrica. "Consideramos que no es necesario tener un Cromañón -para ponerla en práctica- teniendo en cuenta que según los informes del Destacamento de Bomberos el 80 % de los incendios son ocasionados por fallas eléctricas".

Por último desde la entidad recordaron que "en el marco de la Comisión Intercolegial que nuclea a Ingenieros, Técnicos y Agrimensores, se solicitó audiencia con el intendente Gustavo Pulti para tratar la problemática del área sin tener, a la fecha, contestación".

Medidores más baratos

En otro orden de cosas, el Colegio de Técnicos participó en la audiencia pública del lunes en la que numerosas instituciones de la ciudad analizaron elevar a las autoridades provinciales un pedido de rebaja de los medidores de electricidad.

Tal como informara LA CAPITAL en la edición del miércoles 11, preocupa en caso de solicitar un segundo medidor para los hogares el costo es de 4.165 pesos, cuando un primer medidor sale 140 pesos.

En ese contexto, Alejandro González, vocal del Colegio de Técnicos -quien participó de la audiencia junto a la presidente- consideró que la medida resulta "controvertida, desmedida y perjudicial para las personas que realizan pequeños emprendimientos que no afectan al servicio de la red y que nunca llegan a ser en su sumatoria ni medianas ni grandes demandas".

El técnico mecánico electricista explicó que en la situación descripta se encuentran vecinos que, por ejemplo, "tienen una casa al frente y dos departamentos en el fondo, los cuales estarían aplicados a un solo medidor y por la aplicación de Puree, deben instalar medidores independientes para que no se los castigue con los mayores costos dado el consumo mensual".

Por último desde la entidad recordaron que este martes, las mismas instituciones que participaron de la audiencia se reunieron en la sede del Colegio de Técnicos para continuar el debate, aportar mayores elementos para reforzar el reclamo y delinear las acciones a llevar adelante.

Comentá la nota