Para sostener aún más el consumo, los súper piden una rebaja del IVA

Las grandes cadenas del sector quieren que el Gobierno suavice la carga tributaria para apuntalar mayores ventas de alimentos de primera necesidad entre la sociedad
Para estar a tono con el actual contexto de anuncios oficiales orientados a blindar al país de los efectos de la crisis mundial y a fortalecer el consumo como instrumento de sostenimiento del crecimiento económico, las grandes cadenas de supermercados e hipermercados apostaron algunas fichas a pedir una rebaja del Impuesto al Valor Agregado (IVA).

Se trata de un viejo anhelo del sector, que viene pidiendo una disminución de esta alícuota para lograr una rebaja en los precios, especialmente para los productos de primera necesidad.

Ya lo habían hecho, aunque sin éxito durante la gestión de Roberto Lavagna en el Ministerio de Economía, quien ahora salió a defender una medida de este tipo. A fines de 2002, Lavagna había bajado dos puntos la alícuota del IVA, pero la volvió a subir a los dos meses diciendo que no había sido efectiva.

En el caso del nuevo reclamo de los supermercadistas, llega luego de que el Gobierno diera a conocer medidas para apuntalar el poder adquisitivo de sectores de ingresos medios de la sociedad como la eliminación de la tablita de Machinea para el impuesto a las Ganancias, que beneficia a quienes perciben mas de $ 7000 por mes.

También mediante proyectos de obra pública por $ 111.000 millones y de volcar otros $ 13.200 millones para sostener el consumo con créditos para la compra de autos nuevos, paquetes turísticos y artículos de línea blanca. Además las propias cadenas supermercadistas se comprometieron ante el Gobierno a lanzar canastas navideñas a precios económicos.

Para los principales referentes del sector, la rebaja del IVA ayudaría a incrementar aún mas el poder adquisitivo de la gente ya que dicha reducción se trasladaría a los precios.

“Una medida de este tipo sería muy buena porque lograría una rebaja inmediata en especial entre los productos de la canasta de primera necesidad”, aseguró Alfredo Coto.

Durante el acto de lanzamiento de las jornadas de supermercadismo que se llevarán a cabo en agosto del año próximo en el marco de la feria Sial Mercosur, el titular de la Asociación de Supermercados Unidos (ASU), consideró que una baja del IVA “le permitiría al Gobierno un mejoramiento en el nivel de consumo de muchos sectores”.

Como ejemplo, se refirió a la eliminación de la tablita de Machinea, que mejorará la capacidad de ingresos de sectores de clase media alta.

Rechazo oficial

El problema con el que chocaría el pedido de los empresarios supermercadistas es que el IVA es hoy una de las principales fuentes de ingresos del país ya que aporta casi el 33% del total de la recaudación y se aplica sobre la venta de bienes muebles, las prestaciones de servicios u obras en territorio nacional y las importaciones definitivas de bienes muebles. Es decir, no hay casi ningún producto que no esté gravado con esta alícuota que llega al 21 por ciento y que supera ampliamente a la aplicada en los países desarrollados donde el IVA para alimentos y medicamentos suele no pasar del 10%.

Si bien considera como “difícil” que esta medida se materialice, Daniel Fernández, CEO de Carrefour, coincide con Coto al sostener que “una rebaja del IVA beneficiaría directamente al consumo ya que se moverían mayores volúmenes que los actuales”.

Del mismo modo, Federico Brown, titular de La Anónima, para quien una reducción de la alícuota del IVA “además de permitir un mayor nivel de consumo en vastos sectores de la sociedad, también tendría impacto positivo sobre la competencia desleal ya que con impuestos tan altos la tentación para evadir también es muy grande”

Comentá la nota