Para solucionar el problema de vivienda proponen vender terrenos municipales

Se espera realizar un registro de los espacios que están a disposición y luego ponerlos al acceso de particulares. Aseguran que la mayoría de las consultas en el ente legislativo son por la falta de hogar.
Según señalan en el Concejo Deliberante la mayoría de las consultas que efectúan los ciudadanos están relacionadas a la falta de vivienda. Por ello, una de las concejalas del bloque Unión por Córdoba, Martha Imberti, planteo la posibilidad de la venta de terrenos municipales a particulares.

"En una primera etapa de un gran proyecto queremos saber qué cantidad de terrenos tiene el Municipio a su disposición, aparte de aquellos que se han adjudicado para los distintos gremios e instituciones de la ciudad por convenio", aseguró la edil.

Comentó que de acuerdo a los terrenos que se tengan a disposición la propuesta es que el Municipio comience a venderlos a particulares, "para que la gente pueda acceder en el futuro a una vivienda".

- ¿Cómo será la división de los terrenos?

- Ya se determinará el modo en que se asignarán los terrenos, si se formará una comisión capacitada en cuestiones inmobiliarias que evalúe los precios de cada terreno y que realice las divisiones de cada superficie. La idea es buscar la forma para que la gente pueda acceder al menos a un terreno. Mucha gente se acerca por día a nuestras oficinas del Concejo pidiendo vivienda. La gente está dispuesta a pagar, pero por el momento no puede comprar un terreno porque son muy caros y los tiene que pagar de contado, por supuesto que mucho menos una casa.

La casa propia

"Queremos ponernos en lucha, porque la falta de la casa propia genera incertidumbre en la sociedad. Cuando dicen que venderán una casa, a la vez venden un sueño, que no sabemos si se hará realidad", sostuvo Imberti, y agregó: "A la vez genera angustia y desesperación, solamente pensar en aquél que está pagando un alquiler, que se le vence el contrato, que le suben los costos, o come o paga el alquiler. Ante una situación de crisis que está viviendo el país, debemos ver qué tiene el Estado para ofrecer".

- ¿Quién será el principal beneficiario de este proyecto?

- El destinatario de este programa es aquella persona de clase media baja que no puede acceder de otro modo a un espacio en donde vivir. Por lo menos, teniendo el terreno se puede construir el módulo habitacional básico, luego con el tiempo agrandará cada uno su construcción. Así, no estará pagando un alquiler, sino algo que le será propio en el futuro.

Según Imberti el Estado debe empezar a buscar los medios para la venta de los terrenos, "la gente armará su vivienda, claro está que se establecerán plazos para la construcción, junto con condiciones como que una persona no pueda acceder a más de un terreno".

La edil comentó que se realizará un registro de los ingresos por las ventas y el monto que entre a la Municipalidad será destinado a un fondo común para que se sigan comprando nuevos espacios y mantener el programa. "Es un proyecto que vamos a tener que consensuar con el Ejecutivo, pero creo que ellos tampoco se opondrán a la venta de los terrenos que de otro modo están abandonados y fuera de uso. Desde el sentido común, cualquier hombre se vería de acuerdo con esta posibilidad de acción", dijo Imberti.

- ¿Se pensó en algún requisito especial para solicitar?

- Sí, se pedirá una cierta calidad urbanística, pero es lo mínimo. Todo con cuotas y requisitos accesibles.

"Esto es una forma de cumplir esa deuda social que tenemos con los riocuartenses, porque ya hemos estado con familias enteras que son desalojadas porque no pueden pagar un alquiler", señaló la concejala Imberti.

Al menos 5 mil viviendas

Desde el Instituto Municipal de la Vivienda (IMV), Rául Neme señaló que en la actualidad la demanda de casas que tiene el Municipio está rondando los 5 mil hogares. Indicó que en este número aproximado no se tiene en cuenta a todos aquellos que no se han acercado a la oficina municipal o quienes se encuentran viviendo con familiares.

Neme comentó que actualmente funcionan dos padrones en el IMV: el registro de Hogar Clase Media y el permanente. En el primero están inscriptas 3.200 familias desde 2005 en un registro cerrado que incluye tanto a instituciones como la demanda independiente.

El otro registro contempla a cerca de 5 mil inscriptos que se han anotado desde comienzos de 2000 en el IMV. Se trata de todas las familias que tienen la necesidad de vivienda que se acercaron al ente por la necesidad de techo.

Varios de estos 5 mil están también anotados en el plan Hogar Clase Media, por lo que el instituto está realizando tareas de depuración de los padrones.

Neme indicó que quienes estén registrados en el IMV serán tenidos en cuenta para programas más amplios en caso de que surgan.

Comentá la nota