Para el socialismo, la prioridad oficial es legalizar el absolutismo

Succar dice que Tucumán tendrá un régimen con rasgos despóticos.
“Despotismo“

“La vocación hegemónica de los integrantes del oficialismo es tal que se olvidan de que el Poder Ejecutivo es solamente una parte del sistema y no todo el sistema”, cuestionó el dirigente.

El socialista consideró que las acciones del Gobierno, además, están modificando las esencias republicanas del sistema democrático. “Con esto, llevarán a la Provincia a un régimen con rasgos de despotismo”, advirtió.

“La prueba del despotismo están dadas por el intento del gobernador de consagrar la reelección indefinida, por el agregado del instituto que le permite dictar Decretos de Necesidad y Urgencia sin límites, por el intento de dominar el Poder Judicial y por la permanente vigencia de las leyes de emergencia“, especificó.

Succar opinó, finalmente, que el propósito final del oficialismo es el de consolidar y perpetuar el absolutismo gobernante. “Quieren la reforma porque la prioridad del Gobierno es legalizar ese sistema“, concluyó.

Comentá la nota