Para Sentís, el titular del PJ se contradice ya que antes de junio se reunió con K en Olivos

El dirigente fue el que más se molestó con el posicionamiento del mutualista. "Hace cuatro meses participó en una reunión oculta en Olivos, con el entonces presidente del PJ Néstor Kirchner para charlar el tema candidaturas", apuntó.

Otro de los dirigentes justicialistas locales que se manifestó en torno a la postura del presidente del PJ, Raúl Escudero, es su antecesor en ese cargo, José Rubén Sentís.

En diálogo con la radio de Multimedios El Eco, calificó como contradictoria esa definición.

No obstante, aclaró que "cada uno tiene la libertad de definirse y apoyar a quien considere conveniente. No lo juzgo en términos de opinión", remarcó aunque sí consideró que "es una contradicción en base a como se ha venido dando en los últimos tiempos".

En tal sentido, recordó que uno de los puntos fuertes en el discurso de campaña para alcanzar la presidencia del peronismo local tuvo el sentido de "dejar de lado las distintas corrientes nacionales y provinciales y trabajar juntos en lo local".

También recordó que "hace cuatro meses participó en una reunión oculta en (la residencia presidencial de) Olivos, con el entonces presidente del PJ Néstor Kirchner para charlar el tema candidaturas. Estuvo junto a Marcelo Cifuentes y Néstor Auza, en una reunión que no sólo no se publicitó sino que se ha mantenido en silencio y hasta por momentos se niega".

"Me parece, al menos, contradictoria esta postura" de alineamiento a Duhalde y de "críticas al Gobierno nacional".

Asimismo, Sentís estimó que "tiene que haber algo detrás", ya que este apoyo de Escudero al ex presidente no vino a través de una declaración directa "sino de un comunicado. No es habitual que Escudero saque comunicados; se manifiesta él, con sus contradicciones, pero es él quien habla".

Finalmente, remarcó lo que estima como "más que un rumor" y es el nombramiento de Raúl Escudero a un cargo a nivel provincial. "Hay una designación para él en el IPAP", dijo Sentís y estimó que Escudero estaría asumiendo ese puesto en diciembre próximo.

Opiniones y referentes

Además de Sentís, que perdió dos veces en internas frente a Escudero, la primera en 2005 para definir candidaturas legislativas, y la segunda el año pasado, en la que le arrebató la presidencia partidaria, otros justicialistas tandilenses se sumaron a la polémica por el eventual retorno de Duhalde a un primer plano.

Juan Mario Pedersoli consideró que la postulación del ex gobernador bonaerense "en realidad no es fácil, porque en su momento no había decisión y aun hoy tampoco está su decisión definitiva".

"No obstante, nosotros vamos a trabajar para primero hacerlo presidente del Partido Justicialista. Y después para que sea el candidato a presidente. Creemos que es el conductor que más puede sumar a todos los sectores. De todas maneras, suponemos que con la modificación de partidos políticos, habrá que ver cuáles son los caminos por los que nos podemos mover", agregó.

Jorge San Miguel reconoció que "todo tipo de posicionamientos y alineamientos a nivel nacional genera algún tipo de problema a nivel local".

"Lo ideal sería que las diferentes líneas a nivel nacional, como pueden ser el proyecto K, el peronismo disidente de Duhalde, de Solá, de Reutemann o los Rodríguez Saá, participen en la interna y se dirima quién va a conducir", consideró.

Y a partir de allí, aseveró que la contienda "permitirá que, superada una interna en Tandil, los votos queden dentro del justicialismo, no como pasa durante los últimos tiempos, que hemos ido divididos tanto a nivel nacional como local".

El primero había sido el ex concejal Javier Levigna, al apreciar que si bien le "parece sano que un hombre de los kilates de Duhalde vuelva al ruedo político, hay que ser muy cuidadosos sobre todo desde lo local", sabedor de las consecuencias internas de los movimientos en la estructura partidaria.

Pero advirtió que "si ya a esta altura empezamos a hablar de que Kirchner por un lado, que Duhalde por el otro, y de alguien más por otro lado, en Tandil calculo que Lunghi hace otra cena, con custodia policial, para festejar cuatro años más de mandato".*

Comentá la nota