Para Seiler, "El Niño" hará que el año termine con buenas lluvias

Recordó a los productores que la variabilidad climática que se registra en las últimas campañas obliga a ser cautelosos y no sembrar ante las primeras precipitaciones. Hay lotes que necesitan agua urgente
El doc­tor Ro­ber­to Sei­ler, do­cen­te e in­ves­ti­ga­dor de la Uni­ver­si­dad Na­cio­nal de Río Cuar­to, ma­ni­fes­tó que, a pe­sar de que las llu­vias se ha­cen ro­gar, la in­fluen­cia de la co­rrien­te del Ni­ño en el océa­no Pa­cí­fi­co ha­rá que las pre­ci­pi­ta­cio­nes sean nor­ma­les pa­ra la cam­pa­ña agrí­co­la 2009/10. "Cla­ro que en es­tos días mu­chos pro­duc­to­res es­tán im­pa­cien­tes por­que lar­ga­ron con la siem­bra a par­tir de las llu­vias ocu­rri­das en sep­tiem­bre", afir­mó, pa­ra con­si­de­rar que esos cul­ti­vos po­drían sal­var­se si se con­cre­tan los pro­nós­ti­cos de llu­via pa­ra es­tos días.

Sei­ler, quien es di­rec­tor del Ser­vi­cio de Agro­me­teo­ro­lo­gía de la Fa­cul­tad de Agro­no­mía y Ve­te­ri­na­ria de la UNRC, rei­te­ró que las pre­vi­sio­nes in­di­can que es­te año se ten­drá el tiem­po nor­mal de una co­rrien­te del Ni­ño, aun­que con la va­ria­bi­li­dad de es­ta épo­ca del año.

"Cla­ro que por aho­ra se es­tá ha­cien­do es­pe­rar, pe­ro es pro­ba­ble que una vez que em­pie­ce a llo­ver la cam­pa­ña se pre­sen­te co­mo nor­mal", afir­mó.

Ni­ño mar­ca­do

Acla­ró, no obs­tan­te, que las con­se­cuen­cias de la co­rrien­te del Ni­ño se es­tán ha­cien­do no­tar de ma­ne­ra bien mar­ca­da en la pro­vin­cia de Bue­nos Ai­res, San­ta Fe y el Li­to­ral.

"Allí se es­tá com­por­tan­do co­mo de ma­nual", en­fa­ti­zó, pa­ra ha­cer alu­sión a las inun­da­cio­nes que es­tán lle­gan­do co­mo con­se­cuen­cia de las llu­vias re­gis­tra­das en el sur de Bra­sil y que es­tán con­cen­trán­do­se en el Pa­ra­ná.

Con­si­de­ró, por otra par­te, que de cum­plir­se los pro­nós­ti­cos en los pró­xi­mos días co­men­za­ría a des­tra­bar­se la si­tua­ción, con lo que los pro­duc­to­res que hu­bie­ran sem­bra­do en for­ma an­ti­ci­pa­da ten­drían al­gún ali­vio.

Acla­ró al res­pec­to que nor­mal­men­te se ad­vier­te a los pro­duc­to­res que no con­vie­ne ade­lan­tar­se de­ma­sia­do en la siem­bra, ya que en los úl­ti­mos años se ob­ser­va un atra­so en el co­mien­zo de las llu­vias. En la cam­pa­ña an­te­rior, por ejem­plo, bue­na par­te de la siem­bra de maíz se rea­li­zó co­mo cul­ti­vo de se­gun­da, en di­ciem­bre, des­pués de sem­brar la so­ja. "Por más que llue­va al­go en sep­tiem­bre, pue­de ser muy pro­mi­so­rio pe­ro es pe­li­gro­so al fin, si se ma­si­fi­ca la siem­bra", afir­mó el pro­fe­sio­nal.

Di­jo, ade­más, que en el con­tex­to del ca­len­ta­mien­to glo­bal, la va­ria­bi­li­dad cli­má­ti­ca se ma­ni­fes­ta­rá ca­da vez más, por lo que con­vie­ne ser pre­ca­vi­dos y no sem­brar has­ta tan­to no se es­ta­bi­li­cen las llu­vias.

Por lo pron­to, los pro­nós­ti­cos de llu­vias que ha­cia el fi­nal de la se­ma­na in­di­ca­ban que se ex­ten­de­rían has­ta el miér­co­les en es­ta zo­na, ano­che se li­mi­ta­ban so­la­men­te a "pro­ba­bi­li­dad de pre­ci­pi­ta­cio­nes" pa­ra hoy, y el res­to de los días con cie­lo par­cial­men­te nu­bla­do, sin an­ti­ci­pos de llu­vias. Se ha­bía lan­za­do un aler­ta me­te­reo­ló­gi­co pa­ra ano­che y la ma­dru­ga­da de hoy, cir­cuns­crip­to al área su­des­te y cen­tro es­te de la pro­vin­cia.

Comentá la nota