Un gol para seguir al acecho.

B NACIONAL / A. TUCUMAN 1 - UNION 0: Costó mucho, terminó sufriendo más de lo esperado. Pero Atlético terminó la noche en fiesta con fuegos de artificio y esa satisfacción en los jugadores y en los hinchas porque el ascenso está más cerca, aunque no se haya jugado bien. Se ganó una final de esas siete que tiene por delante el conjunto de Rivoira. Quedó a sólo 2 puntos del líder Chacarita y le sacó 5 a los que lo persiguen. Por eso tanto festejo.
El arranque de Atlético en el partido hacía presagiar otra cosa. Iban sólo 10 segundos cuando Luis Rodríguez asistió a Juan Pablo Pereyra y el remate del delantero sacudió el travesaño de Ojeda.

Sin embargo, el equipo local cayó en la telaraña que le tejió su rival y empezó a padecer.No pesaba Matías García en la creación, los delanteros no eran bien abastecidos, entonces todo se la hacía cuesta arriba a los tucumanos.

Unión, que hasta hace unas horas atravesaba serios problemas económicos que pusieron en duda el viaje de los profesionales a esta provincia, resultó muy superior en la primera mitad. Ganó el mediocampo con autoridad, se animó al ataque. César Pereyra, lentamente, se convirtió en pesadilla para una defensa más insegura que lo habitual. Por eso Ischuk se erigió en figura, salvando 2 veces su arco.

En el segundo tiempo, el local decidió tener más agresividad y buscó el arco contrario con decisión hasta que encontró el penal que la Pulga Rodríguez convirtió.

Después aguantó los embates de un Unión que nunca se dio por vencido. Lo acorralaron, se defendió y sobre el final estuvo muy cerca de aumentar pero falló mucho ante Ojeda. El jueves se viene Quilmes y Tucumán ya palpita otra final rumbo a su gran sueño.

Comentá la nota