Para que sean prudentes en el reclamo

El gobernador intentó desalentar los reclamos salariales en el sector público a poco de haber convocado a las paritarias.
La previa de la paritaria convocada para el miércoles en la Casa Gris ya comenzó con un cimbronazo. Hermes Binner dijo ayer que su gobierno no está en condiciones de conceder el piso salarial que reclaman los gremios estatales y docentes. "Es imposible hablar de un 20 por ciento de incremento salarial desde el primer día", dijo el gobernador. Un retruque a los planteos que se habían escuchado 24 horas antes. "Si el gobierno dice que no tiene nada para darnos ya estamos en una posición de conflicto", advirtió el jefe histórico de UPCN, Alberto Maguid. Su colega de Amsafé, Sonia Alesso, coincidió que el costo de vida aumentó entre 17 y un 23 por ciento el año pasado y por lo tanto esa será su demanda en las negociaciones. "Nosotros creemos que el aumento no puede ser inferior a esta cifra. Debemos recuperar lo perdido por la inflación", agregó Alesso.

Binner intentó desalentar los reclamos salariales en el sector público a poco de haber convocado a las paritarias para el miércoles próximo. Su ministro de Gobierno y Reforma del Estado, Antonio Bonfatti negociará con Maguid y el líder de ATE, Jorge Hoffman, mientras que la ministra de Educación, Elida Rasino recibirá a Alesso y al secretario general de Sadop, Pedro Bayúgar.

Maguid fue el primero que puso los números arriba de la mesa. "Es una realidad que los trabajadores estatales necesitan un aumento salarial que les permita mantener el poder adquisitivo. Por eso establecimos un piso del 20 por ciento para empezar a charlar. La administración en crisis la tienen que resolver los que fueron elegidos para gobernar. Eso no es culpa de los empleados públicos", dijo el jefe de UPCN. Y anunció: "Es el 20 por ciento de aumento que pedimos o vamos a la calle".

El reclamo impactó de lleno en la Casa Gris. Bonfatti ya había pedido prudencia en los reclamos salariales. Pero ayer, el propio Binner dijo que será "imposible" pagar lo que piden los gremios estatales por las finanzas de la provincia están en rojo. "Es imposible hablar de un 20 por ciento de incremento salarial desde el primer día", explicó el gobernador. "Las cuentas de la provincia son de conocimiento público. Cualquier ciudadano puede informarse de lo que ocurre en cualquier oficina de la administración publica".

"El año pasado otorgamos un aumento del 15,5 por ciento pensando una inflación del 12 por ciento y finalmente tuvimos una inflación de 14 puntos, según el Indec", dijo el mandatario. Y aprovechó para pasar una factura al gobierno nacional. "Necesitamos indicadores nacionales por la coparticipación. Una provincia tan rica como Santa Fe depende en un 70 por ciento de (los recursos de) la coparticipación nacional", se quejó. Lo que significa que la provincia sólo recauda el 30 por ciento de su presupuesto.

A pesar de los lamentos de Binner, Maguid ratificó ayer que el miércoles UPCN solicitará un aumento salarial del 20 por ciento. "Si en el diálogo no encontramos solución, no tengo dudas que tendremos que tomar, lamentablemente, medidas de fuerza, pero eso lo resolveremos en la reunión del cuerpo de delegados de toda la provincia, a la que convocaremos después de la paritaria si no llegamos a un acuerdo. Pero tengo fe y confianza. Tendremos que encontrar una solución porque los trabajadores necesitan un aumento salarial y ya no aguantan mßs", dijo por LT9.

En la misma línea, la secretaria general de Amsafé insistió en la necesidad de recomponer el salario docente deteriorado por el costo de vida que osciló entre un 17 y un 23 por ciento. "Nosotros creemos que el aumento que se dé a los trabajadores no puede ser inferior a esta cifra. Debemos recuperar lo perdido a causa de la inflación. Por eso es muy importante la discusión y el mejoramiento de la calidad del salario docente".

¿Y si el gobierno no formaliza una propuesta que conforme a los docentes? -le preguntaron.

Peligra el inicio del ciclo lectivo -contestó Alesso.

"Nuestro planteo tiene que ver con la necesidad de recomponer el salario, que es una resolución de la última asamblea que tuvimos el año pasado. También apuntamos al mejoramiento de la situación de los cargos y de los edificios escolares en toda la provincia, que supone inversión en el presupuesto educativo", resumió Alesso.

Comentá la nota