Para Sciurano, Agrotécnica Fueguina usa a trabajadores para presionar por mayores costos

El intendente de Ushuaia consideró que la empresa quiere "imponer" su reclamo. Dijo que fue la firma la que propuso recortar servicios ante los inconvenientes del Municipio para hacer frente al pedido de aumento, pero que nunca planteó despidos. Y justificó la exposición ante Policía Judicial tras advertencias de dirigentes gremiales sobre posibles hechos de violencia.
El intendente de Ushuaia, Federico Sciurano, cuestionó una solicitada de la empresa que realiza la recolección de residuos urbanos, Agrotécnica Fueguina, en la que se sostiene que una reducción de servicios ante la falta de reconocimiento de mayores costos por parte del Municipio traerá como consecuencia le despido de trabajadores de la firma. Además, el escrito menciona que la posible comisión de actos de violencia por parte de afiliados del Sindicato de Camioneros sería consecuencia de esa situación.

Ante esto, el jefe del Ejecutivo municipal consideró que se utiliza a los trabajadores como elemento de "presión", con el objeto de obtener el reconocimiento de mayores costos. También aseguró que la propuesta de reducir el servicio de recolección de residuos voluminosos fue de la empresa, pero que la firma nunca planteó al Ejecutivo el despido de trabajadores. Y opinó que "hay direccionalidad desde la empresa hacia su personal para que la gente reaccione".

Sciurano indicó que la Municipalidad "actuó con responsabilidad" al realizar una exposición ante Policía Judicial, luego de declaraciones a la prensa de dirigentes del Sindicato de Camioneros en las que se advirtió sobre posibles hechos de violencia si la empresa despedía trabajadores al levantarse el servicio de recolección de voluminosos. "El Municipio hizo lo que corresponde ya que hay una situación de amenaza precisa, se habló claramente de que iba a salir gente lastimada y se habló de poner en riesgo la seguridad de las personas", argumentó Sciurano, y observó que "hay gente en la calle que representa a la Municipalidad y no la podemos someter a este tipo de cosas".

En ese sentido, dijo que "en estos últimos años hay un esquema que tiene que ver con ‘hacer lo que yo digo, si te gusta bien y si no también', y me parece que tenemos que tratar de superar esta etapa".

"Me llama mucho la atención la solicitada de la empresa porque de alguna manera yo entendí que esto (la amenaza del gremio) no tenía que ver con una actitud empresarial -analizó-, si no con la reacción de un gremio que tiene características muy particulares. Por eso me sorprende un poco la ratificación de parte de los directivos de la empresa de esta metodología de imponer lo que uno entiende que corresponde".

Sciurano remarcó que "siempre tuvimos disposición, dentro del contrato vigente, para tener una relación adecuado sobre todo considerando el importante importe que se paga, pero es la primera vez que veo una reacción de la empresa de estas características". Y agregó: "Durante muchos años vi a la empresa presentando solicitudes de mayores costos en marzo o abril y los mismos eran autorizados en la última sesión del año del Concejo Deliberante, en diciembre".

Si bien afirmó que "voy a tratar de agotar las posibilidades de llegar a un entendimiento con la empresa porque me parece que es la forma adecuada de evitar molestias a la comunidad", el intendente advirtió que "la ciudad no se puede someter a situaciones de presión casi permanente".

"Cuando fue la crisis de 2002 el Municipio tomó la decisión de no generar ningún tipo de molestias a las empresas contratadas, fundamentalmente a Agrotécnica Fueguina, y generó una reducción salarial del 20% en la planta de personal. Yo soy la idea de que esto se debe manejar de otra manera", reseñó.

Al respecto, enfatizó que "el Municipio tiene puesta su prioridad en la situación salarial y hay mecanismos que la empresa y el Municipio pueden acordar para evitar situaciones complejas. El sentido común y el entendimiento deberían prosperar por sobre cualquier factor de presión".

Sciurano aseguró que "estamos preparados para reaccionar ante esta presión", y planteó que "lo único que me preocupa es que da la impresión de que si la empresa decide unilateralmente levantar parte de sus servicios y el Municipio está en condiciones de cubrirlo, tenemos que someternos a que nos peguen". Y agregó: "Ante esto fue necesario realizar una presentación ate la Policía Judicial".

El intendente aclaró que "nosotros nunca propusimos reducir servicios, la que propuso hacerlo momentáneamente fue la empresa. Ante esta situación dijimos que si esto nos permitía pagar menos que lo que se paga por mes nos interesa, pero en ningún momento la empresa dijo ‘echamos a 30 personas y dejamos de proveer este servicio'".

Finalmente, Sciurano acentuó que "hasta la solicitada yo sostenía que no era la empresa la que estaba detrás de esto, si no que era una serie de necesidades gremiales de tener una presión determinada", pero no obstante "mi impresión se modificó y entiendo que hay una direccionalidad desde la empresa hacia su personal para que la gente reaccione".

Comentá la nota