Para Schiavi, "es Metrovías la que debe responsabilizarse del servicio"

Para Schiavi, "es Metrovías la que debe responsabilizarse del servicio"
El secretario de Transporte dijo también que pedirá a la Justicia que verifique in situ "la posible comisión de ilícitos y delitos". El mensaje fue además para los delegados sindicales que advirtieron que lo único que podría evitar el paro sería el reconocimiento de su gremio.
El Gobierno se desliga de las responsabilidades en el conflicto que tiñe al servicio de subterráneos de la Ciudad de Buenos Aires, luego de la advertencia de los delegados de que sólo el reconocimiento gremial exigido podría frenar el paro de 24 horas dispuesto para el martes. Esta vez, el secretario de Transporte, Juan Pablo Schiavi, salió aclarar que la responsable de garantizar el servicio es la empresa Metrovías.

"Es la empresa Metrovías la que debe hacerse responsable de prestar los servicios en forma normal y acorde con los contratos firmados", exhortó el funcionario luego de una reunión que mantuvo con el ministro de Trabajo, Carlos Tomada; el de Justicia, Julio Alak, y el director de la Comisión Nacional Reguladora del Transporte (CNRT), Eduardo Sícaro, para analizar la situación de los empleados de subterráneos.

Con esto, Schiavi se encuadró en la postura asumida la semana pasada por el propio Tomada, quien señaló que la participación del gobierno en el conflicto no es viable porque los trabajadores del subte no constituyen un sindicato. "Para dictar conciliación obligatoria es necesario un conflicto entre el sindicato y una empresa, y acá no hay un sindicato en conflicto", había dicho el ministro.

Además, el Gobierno le pedirá este lunes a la justicia que fiscales se presenten el martes en las cabeceras de las líneas de Subterráneos para "verificar la posible comisión de ilícitos y delitos" por parte del personal que participa de la protesta, según se informó en un comunicado.

Horas antes, los delegados sindicales que conducen a los trabajadores del subte habían mostrado dispuestos a retomar el diálogo con el Gobierno, analizar su situación y llegar a un acuerdo que evite el paro, aunque advirtieron que su posición sigue intacta: "Lo único que podría suspender el paro es un ofrecimiento favorable".

En la reunión de este domingo para analizar la implementación de la medida de fuerza programada, concluyeron que podrían ir a una reunión con Tomada, pero aclararon que no hubo ningún tipo de convocatoria para llegar a una solución. De todos modos, el delegado de la línea B, Ariel Rocchetti, advirtió: "Nuestro reclamo no acepta medias tintas: se firma el reconocimiento o no".

A su vez, abrieron la posibilidad de que, si vuelven a aparecer las patotas de la Unión Tranviaria Argentina (UTA) y surgen situaciones de violencia, se extienda el paro. Sobre esto, según publicó DyN, Rocchetti consideró "posible" que el sindicato de camioneros que lidera Hugo Moyano preste sus fuerzas a la UTA para rechazar el reclamo de los trabajadores del subte.

No obstante, Rocchetti no se mostró optimista ante la posibilidad de que Tomada haga lugar al reclamo de su sector. Para el delegado, el ministro tomó una posición" de respaldo a la negativa de la UTA. "Tomada ha sido muy claro cuando, en su momento, le dijo a la CTA que no le daría el reconocimiento legal porque sería ir en contra de un modelo sindical que aglutina la CGT desde hace 60 años", recordó.

Comentá la nota