Para Schiaretti, provincias recuperan el protagonismo

Luego de cerrar el acuerdo con el Gobierno nacional, Juan Schiaretti no ocultaba su euforia. El gobernador está convencido de que con su estrategia de recurrir a la Justicia y de apelar como última instancia a los bonos, logró torcerle el brazo a los Kirchner.
El matrimonio presidencial decidió sentar al ministro de Economía, Amado Boudou, en la mesa de negociación por un acuerdo. Pero el optimismo del mandatario cordobés va más allá del convenio rubricado que le otorga mayor estabilidad a las finanzas provinciales. "Creo que marcamos el camino. Ahora les será muy difícil a los Kirchner hacer arrodillar a los gobernadores. Se vienen días de mayor protagonismo de las provincias", comentó el gobernador a sus íntimos, ni bien regresó a Córdoba, luego de su viajé relámpago a Capital Federal para reunirse con Boudou.

Apoyo

El vicepresidente, Julio Cobos, visitó Córdoba el viernes pasado. Antes de que llegara a la provincia, el mendocino recibió un llamado del gobernador, Juan Schiaretti, quien le informó que tenía resuelto emitir bonos si la Nación no enviaba los recursos adeudados. El vicepresidente apoyó la decisión del mandatario provincial. "Lo peor que te puede pasar es no poder pagar los sueldos", le dijo, con su experiencia de ex gobernador de Mendoza. Cobos, al igual que Schiaretti, sufrió por la fuerte tormenta del viernes por la tarde. Luego de encabezar un almuerzo, Cobos tenía pensado regresar a Capital Federal, pero como el aeropuerto quedó inoperable, debió pernoctar en Córdoba, en un hotel cercano a la estación aérea.

Firma

Allegados al senador nacional jujeño Gerardo Morales (foto) confirmaron que los miembros de la oposición están firmando un documento para pedir al Congreso que el Poder Ejecutivo nacional revise el impuesto al cheque, la coparticipación federal de impuestos y la deuda que mantienen las provincias con el poder central. "Seremos entre 35 y 37 y lo presentaremos formalmente antes de fin de año", aseguraron los voceros. "En esto estamos todos juntos y tiramos para el mismo lado", amplió la fuente.

Massei, con "los que vienen"

Llamó la atención en la interna peronista la presencia y el apoyo "muy jugado", dijeron algunos, que el ministro de Desarrollo Social de la Provincia, Juan Carlos Massei, brindó a los dirigentes del denominado "Peronismo que viene". Massei no sólo concurrió al acto que organizaron el jueves último, en la seccional 11ª de la ciudad de Córdoba, Martín Llaryora (intendente de San Francisco), Juan Manuel Cid y Martín Aráoz; también fue uno de los oradores y dejó claro que prefiere una candidatura de alguno de estos jóvenes a las de José Manuel de la Sota o de Juan Schiaretti. "El peronismo de Córdoba no debe agotarse en Schiaretti y en De la Sota", dijo el ministro, quien amagó con anotarse en la carrera por la intendencia capitalina. Pero el funcionario ahora no descarta ir por la gobernación, siempre y cuando José Manuel de la Sota decline su postulación en la interna del peronismo.

¿Chau, Marta?

Fuentes justicialistas aseguraron que hace unas semanas un grupo de dirigentes de ese partido "armó una movida interesante" para promocionar al funcionario legislativo Guillermo Arias como juez electoral de la Provincia. Al parecer, la actual magistrada de ese fuero, Marta Vidal, ha dicho que desea salir de ese juzgado (buscaría ser promovida, según los voceros). Arias es hijo del ex legislador provincial, el ultradelasotista Luis "Teti" Arias. El joven abogado deberá ser parte del proceso de selección de magistrados y ganarlo, si es que desea ser juez electoral. Según las voces del peronismo, Vidal se mudaría de despacho entre febrero y marzo próximos.

Bochado

Durante algunos días, Raúl Merino (foto), titular de la empresa municipal de transporte urbano Tamse, fue firme candidato a ocupar la Secretaría de Transporte de la Municipalidad de Córdoba. La versión salió de los pasillos del municipio y llegó hasta la sede de la Unión Tranviarios Automotor (UTA). Cuando la cúpula del sindicato se enteró, elevó un rechazo "contundente" que llegó hasta las oficinas del intendente Daniel Giacomino. El sindicato tuvo varios encontronazos con el ex legislador juecista y se opuso de manera decidida a que llegara a la Secretaría de Transporte. Con ese panorama, el intendente prefirió que Merino siga al frente de Tamse. Con el enfrentamiento que el funcionario tiene con la UTA, su lugar tampoco está asegurado al frente de la empresa municipal de transporte.

Interna

La incorporación al Gobierno municipal de Gabriela Almagro, esposa del intendente Giacomino, puede alimentar la interna que existe en el gabinete. La nueva Directora de Educación y Cultura tiene el apoyo del Movimiento 25 de Mayo, una agrupación liderada por dirigentes peronistas que están enfrentados con el secretario de Gobierno, Guillermo Luque. Estos dirigentes peronistas también apuntan sus dardos hacia el secretario privado del intendente, Marcel Bonetto. "Con sus decisiones, estos radicales han llevado al intendente a la actual situación de aislamiento. No se puede enfrentar con todo el mundo. Hay que tener más diálogo y gestionar. Con pelearse, no se gana nada", afirman los enemigos de Luque.

Brindis a medias

Del apoyo a los peronistas "que vienen", el ministro de Desarrollo Social, Juan Carlos Massei, tuvo que correr a presidir un brindis auténticamente peronista, que dejó a varios dirigentes con las caras largas. Se llevó a cabo en la Casa de Gobierno, el viernes pasado, y los anfitriones iban a ser el gobernador Schiaretti y su esposa, Alejandra Vigo. Estaban invitados todos los dirigentes del PJ capital. Pero la lluvia impidió la llegada del gobernador, y de Vigo y el anfitrión tuvo que ser Massei.

Comentá la nota