Para Santa Fe no es “buena noticia”

El Gobierno provincial no ocultó ayer su decepción ante las medidas anunciadas por la Presidenta para el sector agropecuario, ya que dejaron afuera rebajas en las retenciones a las exportaciones de soja.
"Para una provincia como Santa Fe, con cerca del 70 por ciento de su superficie sembrada con soja, que no se haya anunciado una disminución en las retenciones para este cultivo no es una buena noticia", admitió a Rosario/12 el secretario de Agricultura, Carlos Sartor. El funcionario se excusó de analizar en profundidad el nuevo esquema diseñado por la Nación "porque no lo pude escuchar detenidamente ya que estaba de gira por el norte, trabajando con los productores que están afectados por la sequía". Sartor aclaró que incluso los cultivos alcanzados con la rebaja de hasta cinco puntos porcentuales en los aranceles "no alcanza".

Ayer al mediodía Cristina Fernández de Kirchner dio a conocer el detalle de cómo funcionarán los planes Maíz y Trigo Plus, que ella misma había anunciado hace 20 días, cuando difundió la reducción de las retenciones de esos cultivos. Ambas iniciativas suponen recortes en las retenciones al trigo y el maíz, más allá de la reducción general ya anunciada, en la medida en la que aumente la producción.

Pese a que la reducción en las retenciones a la soja quedó finalmente en la nada, la oleaginosa no estuvo del todo ausente en el anuncio. La Presidenta justificó que las medidas estuvieran exclusivamente destinadas al trigo y al maíz por tratarse de "dos cultivos fundamentales para la mesa de los argentinos".

En este punto, la Presidenta detalló el esquema según el que se segmentará a los productores de trigo y maíz para fijar los derechos de exportación. Siempre por cada millón de toneladas que exceda los pisos fijados, los grandes productores se beneficiarán con una reducción de un punto en las retenciones, los medianos con dos puntos y a los pequeños con cinco, precisó la jefa del Estado.

Enseguida, indicó que, en el caso del maíz, se considerará grande al productor que cultive más de 5000 toneladas, mediano a quien produzca entre 1000 y 5000 y pequeño al que produzca hasta 1000 toneladas. Para el trigo, en tanto, se considerará gran productor a quien cultive más de 2500 toneladas, mediano a quien produzca entre 501 y 2500 y pequeño al productor de hasta 500 toneladas.

Consultado por este diario, el titular de Agricultura recordó que el gobierno de Binner había enviado a la Nación su propuesta de cinco puntos entre los cuales sugería suprimir las retenciones a los cereales, oleaginosas, leche y carnes. "Esto no ha ocurrido, y la verdad es que teníamos mejores expectativas", admitió Sartor.

En la misma línea, el ministro de la Producción, Juan José Bertero cuestionó a las autoridades nacionales antes de ingresar a la quinta de Olivos al señalar que "no se ha consultado a ninguna provincia porque el fin de semana estuve en contacto con mis pares de Córdoba y Entre Ríos y no tenían información".

Comentá la nota