Para salvar los números del 2009 El Municipio pone mano dura y lanza un "control riguroso" de deudores

Buscan incrementar la recaudación y escaparle al déficit. Intimarán a los morosos a que regularicen "de inmediato" su situación. Pondrán la lupa en comerciantes, industrias y prestadores de servicios. Y amenazan con embargo de cuentas y clausuras para los que no cumplan.
La municipalidad volvió a lanzar una advertencia para los deudores tributarios del distrito y esta vez incrementó la dureza para conseguir que cancelen sus cuentas adeudadas.

Es que en estos días la comuna lanzó un "control riguroso de los morosos", plan con el que persiguen que los deudores paguen y así incrementar la recaudación, que este año está en picada, y al mismo tiempo escaparle al déficit en las cuentas municipales.

"Hoy el actual gobierno ha establecido normas flexibles para el cumplimiento de los pagos; por tal motivo se procederá al control riguroso de los morosos para que regularicen inmediatamente su situación", reza un comunicado oficial con el que buscan concientizar a los deudores.

Asimismo amenazan con embargar las cuentas bancarias de los morosos y clausurar locales de comerciantes que no cumplan con sus obligaciones tributarias; una medida que hasta ahora no había tenido precedentes y que deja sin escapatoria a los que deben, aunque ese mecanismo se dilata en el tiempo.

"De no responder a las obligaciones tributarias se procederá a la clausura del comercio; y si la acción judicial lo requiere, se embargarán las cuentas bancarias", aseguran desde la comuna.

Estrategias recaudatorias

Según informaron oficialmente, la intimación de la comuna tiene otro objetivo; el de continuar con la expansión de la obra pública para lo cual les es imprescindible contar con el dinero de los distintos tributos.

"Por casi más de 3 décadas los barrios de Pilar fueron postergados por la falta de implementación de programas de recaudación impositiva", declaran en un comunicado de prensa.

Zúccaro es dueño de un lustro de esas tres décadas en el que ha implementado una serie de mecanismos que siempre buscaron aumentar la recaudación propia.

Por ejemplo, en febrero de este año, el intendente Humberto Zúccaro firmó un acuerdo con la Agencia de Recaudación bonaerense (ARBA) para intercambiar información cartográfica con la Provincia con el objetivo de optimizar la recaudación. (Ver http://www.pilardetodos.com.ar/20090221/arbanota.html )

A través de ese plan, Pilar podría solicitarle a Provincia información como fotografía digital, para detectar construcciones no declaradas en countries, zonas urbanas o complejos industriales, además de cruzar otros datos relacionados con la situación de contribuyentes morosos.

En Agosto de este año también se creó un área específica para la caza de morosos: la de Ejecuciones Fiscales. "Quiero que su misión sea actuar sobre los que pueden pagar las tasas y no lo hacen", había señalado Zúccaro al crear la oficina que está dirigida por la abogada Graciela Olivera (Ver http://www.pilardetodos.com.ar/20090815/incobrablesnota.html).

En 2007, por otro lado, la comuna puso la lupa sobre los dueños de terrenos sin construcciones que adeudaran más de un año de tasas municipales. En este caso se apuntaba a multipropietarios y se amenazaba con incluso llevarlos a juicio y remate, para recuperar los montos adeudados y evitar que proliferen tierras "ociosas" o en donde se especulaba desde el punto de vista inmobiliario.

Ahora, con el objeto de amortizar un rojo que podría ascender a un total de deuda flotante de 25 millones de pesos, es que la comuna busca acelerar el pago de impuestos, sobre todo sobre aquellas personas que, sostiene el Municipio, "pueden pagar".

En total, el gobierno pretende recuperar una deuda consolidada de 90 millones de pesos.

Comentá la nota