Para Ricca las aguas del río Negro no tienen parámetros de contaminación

El gerente de Explotación de ARSA, Juan Carlos Ricca, informó que contestarán la cédula judicial que surge del amparo impulsado por los Vecinos Autoconvocados por la sanidad de los ríos Negro, Limay y Neuquén en relación a la situación actual de las aguas en la zona de Viedma hasta el balneario El Cóndor.
Adelantó que “tenemos agua en condiciones de uso recreativo en los balnearios de Viedma, esto está respaldado por los estudios que hicimos que indican que no tenemos ningún grado de contaminación de coliformes, a pesar que no funciona la planta de tratamiento de líquidos cloacales”. Aseveró en diálogo con la agencia APP que “el oxígeno del río está dentro de los parámetros históricos del río Negro, el PH que es un indicador de contaminación también encuentra valores normales”.

Señaló Ricca que “no cayó mal de ninguna manera el amparo, en la medida que a nosotros nos den la posibilidad de seguir explicando cuál es la situación real del río, qué datos son los que tenemos”.

Informó que en función de ese amparo “se nos presenta una cédula donde se nos solicita un amplio informe sobre la situación del río en la zona de Viedma hasta El Cóndor en función de la presunta, hipotética, posible contaminación”.

Aseveró que “es fundamental poner ante la sociedad la documentación respaldatoria con que se cuenta. Los que dicen que el río está contaminado, tienen que tener sospechas fundamentadas. A nosotros nos interesa exponer a la sociedad que tenemos un estudio que empezamos en setiembre del año pasado y que lo continuamos que contempla el resultado de las muestras que todas las semanas, con el río en subida y en bajante, se toman en once puntos fijos con gente de nuestro laboratorio y la colaboración de una lancha de Prefectura”.

Explicó al respecto a la agencia APP que “de cada uno de esos puntos fijos se toman alrededor de ocho o nueve parámetros, para medir el grado de evolución y contaminación de las aguas. Esto se hizo semanalmente desde el año pasado, llevamos más de un año. El mes pasado se hicieron las estadísticas ponderadas de unas 650 muestras que nos dan una radiografía exacta del río en estos once puntos”.

Informó que “los once puntos se encuentran entre el Barco Hundido y El Pescadero. Las muestras se toman en profundidad, a un metro más o menos de profundidad, con un recipiente hermético que se abre a un metro, y a partir de ahí se mide PH, temperatura, oxígeno disuelto, coliformes, etc.. Y se evalúan esos parámetros en relación a las normas nacionales e internacionales que indican cuáles deben ser las condiciones de un río para determinado uso”.

Reflexionó que “la contaminación es una palabra genérica y por eso tenemos que ver de qué estamos hablando. El Riachuelo tiene un grado de contaminación que impide la captación de agua, la pesca, etc.; el Río de la Plata tiene otro grado de contaminación, se puede captar agua y se pueden hacer otros usos que no se pueden en el Riachuelo. El río Negro, frente a Patagones y Viedma, permite que caminemos en sus orillas, bañarnos, pescar, captar agua, etc. Y esto está respaldado por estos parámetros de los estudios que hicimos”.

Enfatizó que “tenemos agua en condiciones de uso recreativo en los balnearios de Viedma, esto está respaldado por los estudios que hicimos que indican que no tenemos ningún grado de contaminación de coniformes, a pesar que no funciona la planta de tratamiento de líquidos cloacales”.

Aseveró que “el oxígeno del río está dentro de los parámetros históricos del río Negro, el PH que es un indicador de contaminación también encuentra valores normales”.

Dijo que los amparistas “se basan en que hubo algunos casos de gastroenteritis en el verano que fueron supuestamente producto del río. Nosotros hemos hecho consultas con el Instituto Malbrán donde se nos ha indicado que no se puede tener seguridad que fue el río el causante del incremento de los casos de gastroenteritis. Nosotros además garantizamos el agua potable, porque hay que separar, una cosa es el agua del río y otra la de la red, que está tratando, pasa por una planta potabilizadora”. (APP)

Comentá la nota