Para la UCR, se repite la idea "cuasi fascista de la dictadura"

Este proyecto replica el concepto ideológico cuasi fascista de la dictadura, porque está todo al arbitrio del poder político", sentenció ayer Gerardo Morales, el presidente de la UCR, durante una visita al comité radical de Santa Fe.
Como Mauricio Macri el jueves y como suele hacerlo hace Elisa Carrió, Morales no dudó en asociar la denominación de fascismo con el Gobierno de Cristina Kirchner. El senador jujeño argumentó: "De los siete miembros de la autoridad de aplicación, cinco los va a manejar el Gobierno. El consejo federal va a estar compuesto por 24 representantes de provincias y 15 de otras instituciones, es decir, siempre se garantizan la mayoría".

Preparado para dar el debate en la Cámara de Senadores, Morales confió que "la UCR quiere una ley de radiodifusión pero hay que cuidar que no esté al arbitrio del poder político ni del económico", aunque anunció que "el Senado es la Cámara revisora, por lo que tenemos que corregir lo que haya que corregir".

Y agregó: "el argumento de sacar a las telefónicas del proyecto no resuelve el problema, lo único que se logra es ponerle límites a la transferencia de un poder económico a otro".

Desde la UCR también se oyó ayer la voz crítica de Hipólito Solari Yrigoyen. "La media sanción votada en Diputados a la ley ¿afirmó¿ es un reflejo del poco respeto que existe en el país por los derechos humanos fundamentales, como es la libertad de expresión".

El presidente de la Convención radical también apuntó contra la oposición: "Condicionar el apoyo a una ley que la cercena y hasta la desconoce, a diversos argumentos políticos circunstanciales o al conformismo de que podría ser peor, es olvidar que los derechos humanos son indivisibles y que deben ser respetados todos en todo tiempo y lugar".

Comentá la nota