Para reencaminarse al Mundial, una pareja de ataque que se conoce poco

Messi e Higuaín jugarán juntos por primera vez en mayores; se enfrentaron más de lo que compartieron en equipo: una sola experiencia en el Sub 23
Después de su irrupción en el fútbol mundial como una figura de jerarquía internacional, uno se convirtió en uno de los jugadores que más expectativa generan en el equipo argentino; para muchos se trata de la mayor aparición futbolística de los últimos tiempos, aunque aún se espera el gran impacto con la camiseta del seleccionado. El otro promovió una gran cantidad de especulaciones a partir de su ausencia en todas las citaciones anteriores de Diego Maradona; desde peleas con algún integrante que alguna vez estuvo en el plantel hasta una prohibición por una supuesta negativa a integrar los juveniles argentinos. El primero es figura en Barcelona y el segundo siempre pelea por un lugar entre las estrellas de Real Madrid. Son presente y pueden marcar el camino al futuro. Eso representan Lionel Messi y Gonzalo Higuaín, los delanteros para jugar a ras del piso en el choque de hoy frente a Perú.

No son amigos, pues sus carreras se encontraron muy pocas veces. Es más lo que se enfrentaron en la Liga española que lo compartido en un mismo equipo. Apenas 60 minutos en aquel amistoso Sub 23, en 2008, en Barcelona, frente al seleccionado de Catalunya (ver aparte), preparatorio para los Juegos Olímpicos de Pekín. Quizá, por eso, no haya resultado sencillo encontrarlos juntos en los pocos trabajos dispuestos por Maradona durante la semana. Recién ayer compartieron 35 minutos en el ensayo que ganaron los titulares frente a los suplentes por 1-0, con el tanto de la Pulga.

Sus arranques explosivos, su talento y su eficacia han demostrado ser capaces de cambiar el curso de un partido en Barcelona, muchas veces, pero aún los argentinos esperan por el tan esperado partido para su consagración en el seleccionado mayor. Ahora, el desafío más grande que siente Messi es la clasificación para Sudáfrica 2010. El brillo caracterizó su trayectoria desde su irrupción. Su puesta en escena, en el primer equipo de Barcelona, gozó de una significativa repercusión. Convertido en ídolo de la hinchada blaugrana, su estiló hizo olvidar rápido la magia en decadencia del brasileño Ronaldinho. A sus 22 años, es un jugador consolidado y su nombre forma parte de la discusión sobre la designación del mejor del planeta.

"Jugar al lado de Leo va a ser una gran satisfacción. Por algo va a ser elegido el mejor futbolista del mundo. Ahora hay que tener en la cabeza hacer las cosas bien para llevar a la Argentina al Mundial", declaró Pipita, hace unos días, mientras la Pulga se llamaba a silencio.

Forman parte de la misma generación, pero transitan por caminos diferentes. Higuaín va por su cuarta temporada en Real Madrid y aún tiene que hacerse un espacio entre las galácticas compras del conjunto merengue. Y por momentos lo consigue a través de apariciones en situaciones clave. Más allá de haber sido relegado por Sergio Batista de la lista para los Juegos de Pekín ?del entorno de aquel equipo reconocieron que Pipita no tenía afinidad con algunos integrantes del plantel?, al fin decidió jugar para la Argentina pese a que pudo haber elegido hacerlo para Francia, dado que su lugar de nacimiento es la localidad de Brest. En dos oportunidades, desestimó las llamadas de parte de los Blues. "Mi deseo siempre fue jugar para mi país, donde me crié, y donde están mis afectos y costumbres."

Develar quién iba a ser el acompañante de Messi en el ataque del seleccionado se constituyó en materia opinable y un desafío periodístico durante días. No se trató de la única pregunta sin respuesta que rodeaba a la formación, aunque sí la que mayor intriga provocaba alrededor de su nombre y el de Martín Palermo. En el desfile de futbolistas que se convirtió el seleccionado como consecuencia de su crisis, Gonzalo Higuaín será el nuevo compañero de Messi para intentar salir, juntos, de una situación apremiante.

* La opinión de Maradona sobre los dos

El entrenador del seleccionado calificó a Messi de "as de espadas" y de "jugador indispensable", a quien, a pesar de las críticas, va a seguir poniendo. Acerca de Higuaín, aseguró: "Lo necesito de delantero por el hecho de que aguanta bien y puede sacarse a un hombre de encima".

Apenas 60 minutos juntos

Messi y Gonzalo Higuaín sólo jugaron una vez juntos; fue en el amistoso Sub 23 frente a Catalunya, disputado el 24 de mayo de 2008, cuando el equipo de Sergio Batista ganó 1 a 0, con un tanto de Lavezzi. No tuvieron muchas combinaciones y La Nacion calificó a la Pulga con 5 y a Pipita con 4.

Pero sí enfrentados, en España

Se enfrentaron en cuatro clásicos entre Barcelona y Real Madrid; con dos triunfos para Messi, uno para Higuaín y un empate (3-3). La Pulga fue figura en el último 6-2 en el Bernabeu, donde marcó dos tantos; además festejó otro en un 2-0; mientras que Pipita anotó en un 4-1.

Comentá la nota