Para recuperar el partido

Los principales sectores que conforman el Comité Departamental Madryn de la Unión Cívica Radical se sentaron en torno a una mesa de diálogo para intentar avanzar hacia una lista de consenso que permita evitar incursiones en un proceso de elección interna.
En ese marco, uno de los principales referentes radicales, que en los últimos años permaneció dentro del Comité Departamental a pesar de la profunda crisis política que padeció ese movimiento, conmocionó al resto de los dirigentes al anunciar que su sector renunciaba a toda posibilidad de integrar la lista de candidatos a concejales y convencionales en aras de conseguir el consenso.

El último encuentro realizado entre los referentes se concretó en la noche de la antevìspera, oportunidad en la que el actual diputado provincial Carlos Díaz, integrante del ‘cimadevillismo’, pidió "que la mesa de conducción local convoque a todos los sectores y a todos aquellos que tengan aspiraciones de ocupar cargos", para que se transparenten las situaciones, tras lo cual su sector "declina toda posibilidad de acceder a ocupar cargos en las listas, tanto de concejales como de convencionales".

El sector que conduce Díaz es el que se impuso en las dos últimas elecciones internas, y además es señalado por ser el que consigue reunir la mayor cantidad de fiscales de mesa en cada elección.

En su opinión, "es la mesa de conducción la que debe convocar a todos los sectores para el consenso, y si se consigue el acuerdo general entre todos aquellos que tienen aspiraciones, que no quepan dudas que el ‘cimadevillismo’ de Madryn va a apoyar y trabajar para el éxito electoral de la lista que represente al radicalismo".

En ese marco, ratificó que "efectivamente, renunciaría" a todo tipo de aspiraciones para instalar candidatos, pero "para ello será necesario el diálogo que lleve a coordinar a los diferentes sectores".

Dijo estar convencido que "si todos los dirigentes cedemos, es seguro que se podrá hacer una buena elección. Es una oportunidad histórica para la recuperación definitiva del partido, se puede mantener la banca que hoy posee la UCR en el Concejo Deliberante y hasta incrementar en un concejal más la representación del radicalismo, todo en aras de progresar e instalar el proyecto 2011".

Consideró que es el momento para "la pacificación, la unidad y el levantamiento del radicalismo", para finalmente reconocer que "todos nos hemos equivocado, y por ello, lo mejor que se puede hacer es que el sector que tuvo la participación más importante en el último tiempo renuncie a todas las aspiraciones en aras de la Unión Cívica Radical. Así lo comunique a los correligionarios y fue bien recibido".

Comentá la nota