"Para la recolección de los residuos es fundamental la colaboración del vecino".

El municipio de la Capital viene trabajando intensamente para mejorar la recolección de los residuos y advertir a los vecinos en la toma de conciencia sobre la importancia de respetar los horarios en que deben sacar la basura . En el caso de los contenedores del micro y macro centro y las principales avenidas el recolector para tres veces al día.
El director de la Unidad de Tareas Especiales (UTE), Daniel Pérez, precisó las tareas que realiza su área y la necesidad de que la gente conozca la dinámica de trabajo para que pueda colaborar y entre todos mejorar el entorno que habitamos. Pérez explicó que una de las dificultades permanentes con las que se enfrentan es que los vecinos no respetan las ordenanzas.

La norma establece que la basura domiciliaria debe sacarse una hora antes que pase el recolector. Por ejemplo, si pasa a las 22.00 hay que sacarla a las 21.00. Pero la gente muchas veces la saca con posterioridad entonces esa basura está expuesta durante toda la noche y el día siguiente hasta que vuelve a pasar el recolector.

El director de la UTE aclaró que la tarea de los camiones recolectores que pasan todos los días en determinadas zonas de la ciudad y tres veces por semana en otras, tal cual sucede en otras provincias argentinas y en función de la densidad poblacional es realizada por Higiene Urbana. Mientras que simultáneamente el municipio -a través de la UTE- brinda tareas de barrido manual y el servicio de recolección en contenedores medianos y chicos.

"Este servicio consiste en retirar tres veces al día la basura que hay en los contenedores en el micro y macro centro de la ciudad y en las principales avenidas", explicó el director. De esta manera personal de la UTE recolecta la basura de lunes a lunes con tres frecuencias diarias: a las 7.00, 14.00 y 22.00 hs, todos los días.

La basura que recoge la UTE es la que se encuentra en contenedores de cinco metros cúbicos, de tres metros cúbicos y en canastos. "Hoy estamos luchando con gente malintencionada que está incendiando algunos contenedores", denunció Pérez.

La lucha contra las plagas urbanas y en especial contra el mosquito que transmite el dengue exige que además de los servicios públicos municipales, los vecinos colaboren con la limpieza de la ciudad, señaló el director.

"Los que trabajamos con la basura también somos seres humanos, nos exponemos a muchos riesgos y necesitamos que el vecino colabore con nosotros sacando en tiempo y forma la basura", expresó Perez y agregó: "en el caso que se olviden, que la mantengan en su casa hasta el otro día y así no exponen a sus vecinos y al resto de la comunidad a riesgos innecesarios".

Contenedores

Desde la UTE precisaron los lugares donde se encuentran algunos de los contenedores que esta área del municipio limpia tres veces al día. Los contenedores de diferentes tamaños se encuentran en el Barrio Hospital, Alta Rioja y Antártida.

También están en la 1º de Marzo, Las Agaves, en el barrio Santa Justina (sobre calle Turín y Pedro Fontéñez), en la rotonda del Indio, El Cristo, el Poli Evita, la Terminal Nueva y el Cepar Sur. También se encargan de aquellos ubicados sobre calle Joaquín V. González y Tajamar, en calle Santiago del Estero y el del puesto caminero de la zona Oeste (La Quebrada).

Los comercios barren pero no levantan la basura

En el marco de brindar precisiones sobre los trabajos que realiza el municipio, Perez explicó que la UTE también se encarga del barrido manual del centro de la ciudad en especial de las peatonales.

"Todos los días entre las 5.30 y 6.00 de la mañana un grupo realiza el barrido manual de gran parte del centro, el problema es que luego los comercios abren sus puertas a las 8 o 9 de la mañana, barren sus veredas y en lugar de levantar la basura y colocarla en una bolsa para luego sacarla en el horario que corresponde, la barren con dirección a la calle. Y ahí la dejan", explicó el director.

"Les pedimos por favor a los comerciantes que les enseñen a sus empleados a recoger con una palita esa basura y no largarla a la calle, sino todo el trabajo anterior no tiene ningún sentido y tampoco es valorado por el vecino porque ni siquiera lo llega a ver", agregó Pérez.

Por último, el representante de la UTE llamó la atención sobre algunos centros de salud y clínicas que no respetan la bolsa roja para colocar los residuos patológicos que tienen otro tratamiento. Entonces "exponen al trabajador a que levante una bolsa negra que tiene material peligroso como jeringas sin ningún tipo de advertencia en lugar de ubicarlas en las bolsas reglamentarias y para que las recolecte el camión expresamente previsto para ese tipo de residuos".

Comentá la nota