Para Ramos la "participación en plusvalía" que permitirá el Fondo de Desarrollo Habitacional no es ningún tipo de retención.

Viedma: La concejal viedmense Laura Ramos (PPR-Concertación para el Desarrollo) negó que su proyecto de "participación en plusvalía" destinado a un Fondo de Desarrollo Habitacional sea un equivalente a las retenciones que el Estado nacional le aplica al campo.
Fundamentó que se trata de captar de un 30 a un 50% del valor de ganancia generado en un suelo privado como resultado de una decisión del Estado, como por ejemplo, cuando un campo se transforma en suelo urbano o en un terreno donde sólo se podía construir una casa, el Estado autoriza al propietario a construir un edificio. Esto no implica considerar plusvalía las obras que normalmente realiza el municipio y que le corresponden al vecino por el sólo hecho de pagar sus impuestos, como el asfalto o la parquización.

Sobre el concepto de "participación en plusvalía" explicitó Ramos a la agencia APP que "uno paga los impuestos por vive en una ciudad y por eso tiene derecho a un montón de cosas, como la recolección de basura, el acceso al asfalto, etc.. Estas cuestiones no tienen que ver con la plusvalía urbana. Si le ponen el asfalto al vecino o le plantan un arbolito, nadie le va a ir a cobrar plusvalía. El destinatario de esta norma son los grandes desarrolladores, los inversores, los dueños de la tierra".

"Cuando el Estado le cambia el uso a una zona, transformando por ejemplo un campo en suelo urbano, esto significa que el propietario sin haber hecho nada puede lotear, salir a vender y llenarse de dinero. Es una ganancia que el Estado generó por completo. Esto es plusvalía generada por el Estado y de lo que generó entonces puede captar entre un 30 y un 50% del valor que le agrega".

Ejemplificó además que "cuando le cambiamos el uso a una zona y modificamos los factores que hacen al aprovechamiento del suelo, como ser un suelo donde se podía construir una casita y ahora se puede construir un edificio, le estoy cambiando el valor a esta tierra con un acto administrativo del Estado. Con ese valor que se genera desde el Estado, se puede captar un 30 o un 50% de la ganancia". Esto implica establecer "un precio originario, previo al hecho generador de plusvalía, y un precio generado posterior", que lo hará el Ejecutivo por vía reglamentaria, según expresó a la agencia APP.

En cuanto a la creación del Fondo de Desarrollo Habitacional indicó que precisamente captará los ingresos por plusvalía y se integrará con recursos de tierra y dinero. Las tierras constituirán el "banco de tierras para la vivienda", mientras que el dinero provendrá de el recupero de los lotes sociales, todo el producto del incremento del impuesto al baldío –dispuesto el año pasado-, y otros recursos que pudieran asignar a futuro, como las multas a las infracciones al Código Urbano y de Edificación, y los fondos de Nación y Provincia destinados a estos fines.

Esa plata será destinada a loteos, compra de tierras, pago de indemnizaciones por expropiaciones, mejoramiento de las viviendas únicas en sectores con déficit habitacional, préstamos sociales para el mejoramiento de las viviendas en sectores con déficit habitacional, obras de infraestructura, etc.

Comentá la nota