Para radios y canales de TV privados, no alcanza con sacar las telefónicas

Así lo expresaron ARPA y ATA. El presidente de la primera entidad y director general de Cadena 3, Carlos Molina, explicó que, de aprobarse la norma como está planteada, "no será viable" la actual estructura de la emisora.
Las radiodifusoras y telerradiodifusoras privadas del país no quedaron conformes con el anuncio de la presidenta Cristina Fernández de Kirchner de excluir a las empresas telefónicas del negocio del triple play (internet, telefonía y televisión por cable).

En una conferencia de prensa conjunta, la Asociación de Radiodifusoras Privadas Argentinas (ARPA) y la Asociación de Telerradiodifusoras Argentinas (ATA) expresaron ayer por la tarde su preocupación por la falta de consideración por parte del oficialismo de los planteos hechos por estas entidades con respecto al proyecto de ley de medios audiovisuales.

El presidente de ARPA y director general de Cadena 3, el contador Carlos María Molina, explicó, en diálogo con el programa "Enfoques", que, de aprobarse la norma tal como está diseñada hasta ahora, "no será viable" la actual estructura de la emisora.

"Limita el mantenimiento de las redes permanentes, porque las asume la programación de una radio como una fragmentación sucesiva de programas", afirmó Molina.

Para precisar el problema que esta norma acarrearía, trazó una comparación con los medios gráficos: "Un diario es un todo y a nadie se le ocurriría que se cambien secciones para que circule". Esto está vinculado con el hecho de que el proyecto establece que sólo se podrá retransmitir en cadena un 30 % de la programación diaria, fuera de los horarios centrales y sin publicidad a escala nacional.

Además, se quejó por la falta de espacios de participación de las entidades afectadas: "Tenemos la sensación de que hay un debate en algún ámbito de la política, pero no hay participación de los actores de esta actividad".

"Aquí hace falta diálogo con los actores interesados. Hay que hacer debates ordenados y civilizados. Lo de hoy (por ayer) en Mendoza es una experiencia que preocupa", añadió.

"Todas las imposiciones a las radios privadas, no les son aplicadas a la radiodifusión estatal", concluyó.

Comentá la nota