Para el radicalismo, “la hora del llanto terminó”

El presidente de la Convención Nacional de la UCR, Hipólito Solari Yrigoyen, aseguró ayer que tras la crisis de 2001 “el radicalismo hizo una autocrítica” y “la hora del llanto terminó” por lo que indicó que es tiempo de “reconstrucción y reparación de los errores cometidos”.
El dirigente radical realizó estas declaraciones en conferencia de prensa al término de un homenaje que se realizó en Mendoza al cumplirse un mes del fallecimiento del ex vicegobernador José Genoud. “Lo más importante es que hemos logrado convertirnos en una oposición seria y confiable, se están superando los problemas y ahora hemos recuperado nuestra identidad política”, expresó.

En referencia al vicepresidente Julio Cobos, dijo que nunca le gustaron las adivinanzas políticas y que se deben respetar a todas las políticas. “La UCR es un partido político, tener un reconocimiento legal no basta para serlo; nosotros tenemos una doctrina, trayectoria, somos una síntesis, un resumen para el país”, puntualizó luego de ser consultado acerca del recientemente constituido CONFE, el espacio político de Cobos y sus seguidores.

En este sentido, aclaró que “hay un solo radicalismo” y que “las puertas siempre están abiertas para los que quieren regresar”. Con respecto a las próximas elecciones legislativas, Solari Yrigoyen dijo que no tiene ambiciones de candidaturas y que “se puede servir al partido sin ocupar candidaturas públicas”.

Además, aseguró que “para las próximas elecciones tenemos más fuerza y la debilidad del Gobierno hace que mucha gente reconozca la seriedad del radicalismo”, al tiempo que señaló que la UCR es “una alternativa democrática, los representantes prioritarios del pueblo argentino”.

Comentá la nota