Para las Pyme, el boom del consumo en Navidad tocó los récords históricos de 2007

Vicente Lourenzo, secretario General de Came, dijo en Radio 10 que los anuncios del Gobierno y un "aplacamiento" en la crisis global generaron un cambio de humor en los consumidores a tres días de la Nochebuena
"Las ventas de Navidad fueron muy buenas. Nos sorprendió a 72 horas de la Nochebuena que haya un amontonamiento en los mostradores de los comercios y así se haya reflejado un quiebre en lo que había sido la tendencia en los primeros días de diciembre”, dijo Lourenzo, al ser consultado por Radio 10.

El directivo de la cámara que agrupa a los empresarios de la mediana empresa explicó que si se hace una comparación con los niveles de venta de 2007, que registró el mayor pico de consumo desde la salida de la crisis, hubo varios rubros en donde se superó la cantidad de productos despachados.

Indagado sobre los factores que provocaron este "boom" en el consumo para Navidad, Lourenzo explicó que se combinaron varios factores, entre los cuáles destacó un cambio de humor en el consumidor por factores económicos y psicológicos.

"Notamos a un consumidor más tranquilo, con gran humor. Apareció el aguinaldo, los $200 para los jubilados. Y los anuncios del Gobierno generaron expectativas positivas junto a que se aplacó la crisis internacional", detalló.

Otro de los factores clave, a entender del especialista, fue la eliminación de la "tablita de Machinea", que generó la decisión firme de un importante sector de la sociedad para comprar los regalos para las fiestas de fin de año. Las jugueterías, las más beneficiadas.

Encuesta de la Cámara Argentina de Comercio

La entidad que preside Carlos de la Vega realizó un sondeo de opinión especial de ventas navideñas consultando a tal efecto a supermercados y shoppings de Capital Federal y Gran Buenos Aires y a los comercios minoristas Pyme de todo el país que integran el informe del Observatorio de Comercio y Servicios Pyme de la CAC.

La compulsa arrojó un claro balance positivo en términos de facturación por establecimiento, como consecuencia de las diversas campañas promocionales que encararon tanto los establecimientos mercantiles (ver aparte), como por las entidades financieras emisoras de tarjetas de compra y crédito, junto con la extensión de la jornada previa a la celebración de la Nochebuena.

Comentá la nota