Para la Provincia, no sería necesario que el proyecto urbanístico pase por el Concejo

Sin embargo, ediles de distintas fuerzas reclaman a Schiaretti que sí se convoque tanto al Ejecutivo municipal como al Concejo para debatir el programa de venta de patrimonio provincial.
El presidente provisorio de la Legislatura, Francisco Fortuna, aseguró ayer que “el Concejo Deliberante no puede prohibir la venta de los terrenos. Es una decisión política tomada por el gobernador Schairetti”. Y agregó: “El gobierno apuesta a que los vecinos de la capital cordobesa vean con buenos ojos este proyecto de mejoramiento urbanístico, que debe ser manejado con prolijidad para brindar transparencia”.

Aunque, en caso de que sí entre el proyecto al Concejo, Fortuna sostuvo que “caprichosamente no pueden decidir que en una mano del Bv. Chacabuco haya edificios y en la otra no”.

Por su lado, el titular del Instituto de Planificación del Area Metropolitana (Iplam), Guillermo Irós, manifestó que “se puede hacer una asimilación del entorno, por lo cual el proyecto no debería ser aprobado por el Concejo Deliberante debido a la normativa vigente, pero habrá que ver porque no se conocen los proyectos».

Estas declaraciones se cruzan con las palabras dichas por la presidenta del bloque del Frente Cívico, Graciela Villata, argumentado que es el Concejo Deliberante quien tiene la facultad de determinar qué se podrá construir en los lotes de la Casa de Gobierno.

“Estamos facultados para darle cualquier normativa al predio, sea de Casa de Gobierno o cualquier sector de la ciudad”, aseguró Villata. Y además, agregó que el inmueble figura en Catastro municipal bajo la nomenclatura Area Institucional (AI), por lo que cualquier iniciativa de uso del suelo distinta al perfil actual del terreno debería regularse sí o sí en el Concejo.

La oposición se suma a la discusión

Se han sumado más voces a este tema que ya reclaman al gobierno provincial herramientas que brinden transparencia al proceso y abran el debate sobre cómo debe manejarse la negociación de parte del patrimonio de la provincia.

Olga Riutort, titular del bloque Eva Perón, dijo que “el proyecto presentado por Schiaretti no es nuevo. Existe desde 2001, cuando yo estaba en la Secretaría General de la Gobernación, pero no pudo concretarse debido a la crisis de 2001. De todas maneras, sí festejo la creación de un centro de convenciones aunque debe discutirse seriamente en qué lugar realizarlo”. ¿Si debe pasar por el Concejo? “Debemos debatirlo en el Concejo para discutir el plan urbanístico, el uso de suelos... Todo con herramientas que también brinden transparencia. Cada espacio debe estar pensado en función de un plan urbanístico y sociológico coherente”, sintetizó la edil.

Por su lado, Ramón Mestre, titular del bloque UCR, se manifestó a favor del desarrollo urbanístico pero “siempre y cuando éste presente coherencia, planificación y organización. No vamos a aprobar nada que no vaya de la mano del Instituto de Planificación Urbana”. Y además aseguró que el bloque UCR ya ha presentado un proyecto para la creación un instituto de planificación mixta que esté representado por los colegios profesionales, el Estado, legisladores, concejales, desarrollistas y universidades. “De allí saldrá un plan y también herramientas que regulen el desarrollo”, concluyó Mestre.

En tanto, el concejal de UPC Elvio Sahaspe, al igual que Riutort, recordó que “el proyecto no es nuevo debido a que De la Sota, cuando era gobernador, también quiso realizar este programa”. En cuanto al acompañamiento o no del proyecto en caso de ingresar el mismo al Concejo, Sahaspe dijo: “En principio, yo, personalmente, acompañaría la decisión del gobernador”.

Pagagnini, diferencias con Villata

La concejala Virginia Pagagnini del Frente Cívico mostró sus diferencias respecto de las declaraciones de Villata y consideró “un error”, por parte de la presidenta del bloque oficialista, apresurarse a emitir una opinión del bloque sin antes debatir el proyecto con los demás ediles del juecismo. “Debemos, también desde el Concejo, brindar las herramientas para que se garantice la transparencia y así, si el proyecto es necesario y de utilidad para los vecinos, no oponernos por el solo motivo de ser oposición”.

Cabe recordar que Villata puso en duda la “transparencia” del gobierno provincial en cuanto a la presente iniciativa. Ese mismo argumento de “falta de transparencia” ha sido una herramienta -liviana y de moda, por cierto- que la oposición en el Concejo ha utilizado en contra del Frente Cívico y que éste ha criticado a su momento. Hoy, en una especie de círculo vicioso, Villata, para argumentar disidencia al programa provincial, esgrime las mismas armas que critica a sus opositores.

El programa de venta del inmuebles adelanta un inicio de año legislativo polémico en concepto de proyectos de desarrollo urbano. Y el eje de la discusión seguramente pasará por determinar si la iniciativa, en algún momento, deberá pasar o no por el CD. En cartera están también los predios del Onabe y el arranque de Crese.

Comentá la nota