Para la Provincia los Pomar murieron "por un accidente"

El ministro de Seguridad bonaerense, Carlos Stornelli, advirtió hoy sobre la muerte de la familia Pomar que "no habría ninguna duda de que se trató de un accidente de tránsito común" y rechazó cuestionamientos a la eficacia de los rastrillajes que se habían hecho hasta ahora.
Sin querer contestar cuántas veces se había recorrido la zona donde se hallaron los cuerpos, Stornelli advirtió que "si uno no está parado al lado los cadáveres no se ven" y el auto tampoco.

"El auto es difícil verlo desde la ruta, desde adentro y también desde el aire -dijo Stornelli-. No hubo fallas en el rastrillaje porque el rastrillaje los encontró".

El Ministro de Seguridad bonaerense advirtió que "no se sabía lo que se buscaba" y que el auto "no está al costado de la ruta", sino que "está tapado con vegetación tupida que no permitía ver" fácilmente el escenario.

El funcionario señaló que la Justicia tendrá que determinar "cómo se rastrilló" la zona. Y cuando una vez más le preguntaron si no había habido errores en la búsqueda, Stornelli respondió: "Con el diario del lunes, es fácil (hablar). Cuando uno sabe dónde mirar, uno lo ve".

Según se explicó, el auto "se despistó, pegó en dos alcantarillas y en el segundo golpe se desprendió el parabrisas y varios de los artículos de la carrocería del vehiculo. Los cuerpos salieron despedidos. Uno de los cuerpos se encontró a 41 metros del vehículo. El auto quedó ruedas para arriba y bajo la copa de un árbol".

Si los cuerpos salieron prácticamente volando del vehículo, entonces no habría tenido puestos los cinturones de seguridad.

El jefe de la Policía Científica, Pablo Vázquez, trabajaba esta noche en la recolección de elementos y el levantamiento de los cadáveres que iban a ser remitidos a la Morgue de Lomas de Zamora, donde se los sometería a las correspondientes autopsias.

Vázquez dijo a la prensa que "pudimos advertir una suerte de despiste y partes de carrocería que se desprendieron".

"El rodamiento de las ruedas dejó una huella característica con la vegetación, cuando se pierde el control y se produce el vuelco. Pero no queremos aventurar", añadió.

Sobre la ubicación de los cuerpos en el área del hecho, dijo que "depende de la velocidad y la energía cinética".

Vázquez sostuvo que "he visto varios hechos de estas características y regularmente son por falla humana".

Como en la ruta no hay una curva excesivamente cerrada, tanto Stornelli como el Subsecretario de Investigaciones del Ministerio de Seguridad de la Provincia, Paulo Starc, evaluaron la posibilidad de que el conductor "se haya quedado dormido" o se haga agachado un segundo para buscar algo que se hubiera caído.

En declaraciones a los periodistas luego de haber recorrido la zona del accidente el funcionario provincial aseguro que "nunca" se descartó la hipótesis del accidente.

Pero aunque subrayó que se trataría en principio de un accidente provocado por una falla humana, Stornelli afirmó que todavía no podía "descartar ninguna hipótesis porque no soy quién para serlo", y eso debe determinarse con una autopsia.

Stornelli evitó hablar del mal estado y la poca señalización de la ruta ("no paso por acá habitualmente", dijo) y afirmó que "he escuchado algunos comentarios" sobre la peligrosidad de esa autovía pero, añadió, "no es mi función hablar del estado de la ruta".

Cuando le preguntaron sobre este final, el ministro de Seguridad admitió que él "personalmente manejaba otro tipo de hipótesis que no tenían que ver con un accidente" y, sin querer precisar cuál era su idea, añadió que "esperemos que la Justicia determine las causas de la muerte".

Stornelli subrayó que ahora "los peritos van a tomar las muestras, levantar los cuerpos con los recaudos necesarios para la fauna cadavérica y la tierra que está debajo, y harán todo lo que ordena el protocolo".

Comentá la nota