Para ver a los presos

El ministro de Seguridad estará en el módulo 3, adonde la semana pasada empezaron a trasladar internos. Prometen que en 15 días sólo quedarán 500 detenidos en comisarías.
El ministro de Seguridad, Daniel Cuenca, estará hoy en el minipenal de 160 plazas de Piñero, donde inspeccionará las obras de construcción del módulo 4, que albergará a otros 160 detenidos. Desde la semana pasada, el Ministerio traslada internos de las comisarías de Rosario al módulo 3 de Piñero, recientemente habilitado. El objetivo es que en los próximos 15 días, queden alojados en las seccionales rosarinas sólo 500 internos. Sobre la cárcel que el gobierno provincial tenía previsto instalar en Villa Gobernador Gálvez, y se frustró por la negativa del Concejo municipal de esa ciudad, fuentes de la cartera indicaron que siguen buscando un terreno, pero consideran que no habrá novedades, al menos durante este año. "Este año estamos abocados a la construcción del pabellón 4 de Piñero, a las obras de refacción en la Unidad 3 de Rosario, y a la cárcel de avenida Perón, en Las Palmeras, de Rosario", dijeron desde el Ministerio.

Desde la provincia informaron que, en junio, 44 reclusos fueron transferidos a la cárcel de Piñero, ubicada a 14 kilómetros de la ciudad de Rosario. Al respecto, el ministro de Seguridad, Daniel Cuenca, expresó: "De esta manera, empezamos a cumplir con el compromiso asumido, al iniciar la gestión, de descomprimir de internos las comisarías, que fue uno de los ejes principales de nuestro programa de seguridad. Vamos a terminar la gestión sin detenidos en las comisarías".

El plan de acción del Ministerio de Seguridad para disminuir la cantidad de internos alojados en las seccionales rosarinas contempla, además, las obras que desarrollarán en la Unidad Regional 3 de Rosario, de Zeballos y Ricchieri, que permitirán contar con 60 nuevas plazas; y la construcción de una nueva cárcel en la zona oeste de Rosario, en el límite con Pérez, con una capacidad para unos 160 internos.

Al mismo tiempo, la provincia resignó hasta 2010 la adquisición de un terreno para construir otra cárcel en la región, con capacidad para aproximadamente 320 reclusos. "Creemos que el terreno ideal es del de Villa Gobernador Gálvez", dijo el vocero de Cuenca. De ese modo, desestimó que haya novedades sobre un nuevo emplazamiento, por lo menos durante este año. Y afirmó que lo presupuestado para ese penal se destinó a proyectos inmediatos, que permiten descomprimir las comisarías.

En la actualidad, las seccionales rosarinas alojan alrededor de 650 detenidos, más los 350 internos en la alcaidía de la Unidad Regional II de Policía.

Además de Piñero y el refuerzo de la Unidad 3, el gobierno provincial tiene previsto levantar la Unidad Penitenciaria Número 16 en un terreno ubicado en el límite de Rosario y Pérez, en la zona comprendida entre bulevar Seguí, Las Palmeras y tres cuadras al norte de Presidente Perón, que hoy se encuentra deshabitado. "Es un terreno de la provincia que en la anterior gestión se evaluaba para una eventual alcaidía. Es un proyecto que no va a perjudicar a la zona y que brinda una solución para alojar al preso sin condena que está en seccionales. La idea es construir allí un minipenal que alivie la situación de los procesados", indicó Cuenca en abril pasado, cuando realizó el anuncio. Esta cárcel tendrá capacidad para 160 personas. "Es un lugar chico para los procesados que necesitan un rápido acceso a los Tribunales. Va a respetar los requisitos y estructuras penitenciarias que se requieren por ley, como la existencia de lugares para recreación social y deportes", indicó el funcionario. Su construcción demandará un año y medio, pero la licitación sólo podrá comenzar una vez que el Concejo Municipal autorice la cesión del predio.

Comentá la nota