Para la Presidenta, la prensa crea un clima de "todo mal"

La presidenta Cristina Fernández de Kirchner volvió a criticar ayer a los medios de comunicación, a los que acusó de generar "un clima constante de que todo está mal".
En un acto en la Casa Rosada, la Presidenta afirmó: "Si yo me parara mañana y se abrieran las aguas del Río de la Plata y llegara caminando a Uruguay, el titular de los diarios diría: 'Finalmente se supo, Cristina no sabe nadar'", ironizó.

Enseguida, siempre en el mismo tono irónico, sostuvo que el secretario Legal y Técnico, Carlos Zannini, la corrigió: 'Te aclaro que el titular de mañana no sería ese sino otro: Bíblica, Cristina se comparó con Moisés". Durante el acto, Cristina comparó a Zannini con Peter Capussotto, el delirante personaje que interpreta Diego Capusotto en Canal 7. "Tienen el mismo humor ácido", señaló.

La Presidenta se quejó también de la interpretación que muchos medios de comunicación hicieron del encuentro que mantuvo con el presidente de Brasil, Lula Da Silva, por las diferencias comerciales que existen entre los dos países. "Fue una reunión excelente, más allá de las diferencias que puede haber", afirmó. Y agregó: "El ministro de Economía (Amado Boudou) me decía que no podía creer, después de haber estado en la reunión que tuvimos en Brasil, de la charla que mantuvimos con el presidente Lula, con los ministros, de las cosas que se resolvieron, que en algunos medios se digan las cosas que se dijeron de ese viaje y todavía se siguen diciendo".

La Presidenta contó prácticamente la misma anécdota en los dos actos que encabezó ayer: uno para inaugurar la muestra de homenaje por el día de la Soberanía Nacional y otro por el llamado a licitación para la radicación en la Argentina de una planta para la producción de una vacuna contra la Gripe A.

Y concluyó: "Creo que no hay que preocuparse tanto por ese clima constante que quieren instalar desde algunos medios de que todo está mal, de que todo es horrible. Porque pasan estas cosas en la República Argentina, empresas importantes que van a poder colocar muy bien sus productos en un país como Brasil, que consume más de 200 millones de dosis anuales de vacunas antiaftosa".

Comentá la nota