"Me voy para poder salvar a mi hijo".

José Sand aceptó una millonaria oferta del Al Ain FC para irse a Emiratos Arabes. "El contrato que me van a pagar allá, acá era imposible", se justifica el goleador.
Ya está todo arreglado para irme". Con esa noticia se despachó José Sand ayer por la mañana, luego de bajarse de la práctica. El Pepe, el gran artillero, goleador de la última temporada con 28 gritos, se despide del Sur para llevar sus goles al Al Ain FC de los Emiratos Arabes Unidos, y esta vez no hay vuelta atrás. Diez millones de dólares tuvieron que desembolsar para llevárselo, y de eso al club le quedarán siete limpios. Una operación difícil de desaprovechar.

"A Arabia no voy a ir porque mi familia no la va a pasar bien", había dicho hace unos días, por eso su salida sorprendió a todos en la Fortaleza, aunque él tiene muy claro el porqué: "Es una oportunidad única para salvar a mi hijo y a mi familia", explica y parece pedir comprensión. Es que el correntino no era sólo el punto donde se unían todos los ataque granates, sino que con sus 29 años, también se había convertido en el referente predilecto del plantel.

-¿Cuánto pensás que pierde Lanús sin vos?

-Pienso que el club pierde la amistad y la entrega que brindaba en el día a día, pero sin dudas el que pierde más soy yo.

-¿Qué sensaciones tenés en este momento?

-La verdad que me siento medio extraño. Anoche no pude dormir mucho, pero era lo que yo quería por lo económico. Mi deseo era quedarme, pero con un contrato alto como me lo merecía. Pero el contrato que me van a pagar allá, acá era imposible.

-¿Cuánto representa Lanús en tu vida?

-Todo. Todo lo que tengo en mi vida es gracias a Lanús, así que voy a estar agradecido de por vida.

-¿Y la Selección?

-En la Selección no puedo pensar porque hice 58 goles y fui citado dos veces nomás. Así que mucho no tenía en qué pensar, ja... Era Lanús o irme.

-¿Ya es un caso terminado para vos?

-Sí. Ahora, con esta transferencia, sí. Pero yo pienso que igualmente tenía pocas chances de estar.

El destino es una incógnita para el delantero: "Sé que es el mejor equipo de ahí, pero qué se yo... Trataré de dar lo mejor". Así se mostró José, amargado. Parecía no querer irse nunca de su segunda casa, a la que piensa volver.

-¿Qué le podés decir a la gente de Lanus?

-Nada, sólo agradecerle por todo lo que me dieron. Yo di todo en cada día y trataré de volver lo antes posible y brindarle más cosas. Sé lo que ellos van a sentir y quiero agradecerles.

-¿Qué te faltó conseguir? -Me quedan algunas sensaciones amargas. No pude ganar ninguna copa y ése era mi objetivo, pero tengo tiempo y ojalá pueda volver bien.

Sí, "volver". El Pepe todavía no pisó tierras árabes y ya piensa en su regreso, porque como dijo él: "Algún día volveré a jugar en Argentina y la prioridad la va a tener Lanús".

Todo dicho. Sand se va y el fútbol argentino, sobre todo el pueblo granate, extrañará sus goles...

Comentá la nota