Para Pino Solanas, el proyecto "es intrincado y farragoso"

Para Pino Solanas, el proyecto "es intrincado y farragoso"
Dijo que es "una vergüenza", ya que busca imponer "un segundo Comfer".
Fernando Pino Solanas y el diputado Claudio Lozano referentes de Proyecto Sur, destacaron ayer sus diferencias con el proyecto oficial de radiodifusión. Se pronunciaron en contra de la habilitación a las compañías telefónicas para que se conviertan en operadoras de radio y TV y de la decisión del oficialismo de subordinar la autoridad de aplicación al "poder de Ejecutivo como sucede con la iniciativa oficial".

Solanas, diputado electo que asumirá el 10 de diciembre, y Lozano presentaron ayer en el Congreso un proyecto propio de reforma de la ley de Servicios de Comunicación Audiovisual. En la conferencia de prensa defendieron los postulados de la Coalición por la Radiodifusión Democrática, un conglomerado de organizaciones sociales que llevaron al Gobierno un diseño de ley de radiodifusión propio.

Para Solanas y Lozano el "Gobierno busca imponer con esta ley un segundo Comfer es una vergüenza".

Lozano puso de manifiesto que hace "20 años" que su espacio participa en la pelea por una radiodifusión democrática. "No llegamos aquí por una circunstancial confrontación con el Grupo Clarín, como el oficialismo".

Lozano además se pronunció a favor de "potenciar los medios públicos" y pidió que el proyecto pase también por las comisiones de Cultura y de Educación. "Queremos empezar a discutir ahora -subrayó- pero de ningún modo aceptamos un debate express".

Pino consideró que "habilitar a las telefónicas a que puedan operar radios y televisión significará la más grande concentración de la que se tenga memoria. Lo grave es que el Gobierno presenta la ley diciendo lo contrario".

Para fundar la cerrada oposición al ingreso de las telefónicas al negocio de la radio y la televisión, el diputado Lozano dio a conocer las facturaciones, según información de la bolsa de Comercio de los balances de tres empresas. Dijo Lozano que "el Grupo Clarín -todas las empresas- facturaron en 2008 un total de 5.736 millones de pesos, Telefónica facturó 11.526 millones de pesos y Telecom 17.588 millones de pesos". Y enseguida insistió que "habilitar a las telefónicas desde el discurso de la desconcentración de medios es difícil de sostener".

Otro reparo que pusieron "es el caso de la reserva del 33 % para las organizaciones no gubernamentales, si la autoridad de aplicación como dice el proyecto oficial va a estar en cabeza del Gobierno".

Solanas señaló que una iniciativa de este tipo "no se puede debatir en 20 días". Y al justificar la inconveniencia de plazos acotados como quiere el oficialismo dijo que "su redacción es "farragosa e intrincada".

Lozano, con tono irónico, remarcó que "nosotros queremos discutir, algunos nunca quisieron hacerlo".

Por su parte Solanas dijo que la "autoridad de aplicación que proponemos tendrá carácter federal. No puede ser que se pretenda controlar los contenidos desde Buenos Aires". Y apuntó que esa autoridad "es el servicio público audiovisual argentino autónomo y con control parlamentario". "Proponemos que los integrantes de ese organismo deban atravesar una audiencia pública", dijo.

Comentá la nota