"Para Piñera la conectividad física es una forma esencial de integración" esecial"

Según el embajador argentino en Chile, con el cambio de autoridades en el país trasandino sólo habrá nuevos nombres que no influirán en las decisiones de Estado. Manifestó que "la agenda con Agua Negra sigue igual".
Las elecciones chilenas trajeron cambios en el esquema político del sur del continente y el hecho de que se impusiera el candidato de la derecha Sebastián Piñera sobre su rival Eduardo Frei marcó un punto de análisis que marca cómo puede ser la relación entre dos Estados que tienen intereses comunes y una balanza comercial superior a los 6.000 millones de dólares más allá de una conducción con ideologías políticas diferentes.

Esto lleva a que haya algunas luces de alerta y que la negociación que se había hecho con la izquierda chilena pueda dilatarse sin resultados, y que haya que realizar algunos acuerdos nuevos con los referentes que llegan a la conducción del pueblo chileno.

En este contexto, Diario El Zonda dialogó de manera exclusiva con el embajador argentino en Chile, Ginés González García, sobre estos aspectos y lo que se viene.

¿Cómo evalúa el cambio de manos en la conducción de Chile?

Es un cambio de personas y los nombres no van a ser los mismos pero más allá de esto que es una circunstancia, también es cierto que la naturaleza democrática de los gobiernos es estar con estos cambios que ocurren en las sociedades contemporáneas. Con respecto a nuestros intereses, Argentina tiene una estrategia clara que es la integración como fenómeno geopolítico y como estrategia que va más allá de un gobierno tanto en Argentina como en Chile. Es un proyecto de contenido estructural.

Esto quedó demostrado con el acuerdo de Maipú.

Exactamente. Este acuerdo no sólo estableció un pacto para los próximos 25 años que en cada tema que surja se agregará un protocolo adicional. La construcción del tratado de Maipú fue muy importante porque intervenimos todos, no sólo las cancillerías respectivas, el gobierno chileno y en el caso de Argentina las administraciones provinciales. En esto hay que destacar al gobernador de San Juan y sus intereses estratégicos. El gobierno argentino y yo estamos absolutamente confiados en que este camino de la integración es un camino permanente que va más allá de los gobiernos de turno. El acuerdo de Maipú además no sólo fue un hecho fundamental entre dos gobiernos sino que contó con la aprobación del Senado chileno. Vale aclarar que en el caso de Chile en ese momento estaba y está con mayoría de la oposición, con gente que le responde al bloque de Sebastián Piñera, sin embargo el tratado fue aprobado en tiempo récord y por unanimidad. Esto implica que las fuerzas políticas en lo que son las políticas de Estado tienen un consenso.

También existe un compromiso nacional para seguir líneas básicas del país.

La agenda sigue a toda marcha y el martes próximo nos reunimos en San Juan en la reunión que inicia la Comisión Binacional para el Túnel de Agua Negra que no es sólo un vínculo de San Juan con La Serena y Coquimbo sino también de gran parte de la Argentina y gran parte del Mercosur. Es el corredor Atlántico Pacífico que circula por el corazón productivo del Mercosur. De esta manera Chile puede entrar de una manera más plena y con mejores comunicaciones al Mercosur. En ese sentido los intereses geopolíticos de los países están totalmente de acuerdo. El candidato presidencial y ahora presidente electo Sebastián Piñera ha expresado a nuestra Presidenta y en su plataforma que la conectividad física es una de las maneras centrales de la integración. Estamos muy estimulados por lo que hacemos todos los días, porque todos los días hacemos un avance en esta relación fecunda, intensa y extensa, no lo digo entre Santiago Buenos Aires sino en cada una de las regiones. Ustedes conocen un poco con lo que pasa con San Juan y la región de La Serena. Estamos muy optimistas, en el día de hoy (por ayer) se comunicaron el presidente electo con la presidenta Cristina Fernández, a pesar de que anoche lo intentó, él estaba muy ocupado con el festejo, el discurso y su gente. Hoy tuvimos el contacto que en realidad es una continuación de lo que fue la reunión del candidato con la Presidenta antes de la elección donde quedó muy clara la línea política con respecto a la Argentina.

Eso nos da tranquilidad, como son todos los gestos políticos para eliminar las incertidumbres, seguir alimentando la confianza y sobre todo para modelar un futuro mejor para ambos países.

¿Qué cambia en el eje de la conducción con Piñera al frente del gobierno chileno?

Creo que los cambios son más bien de personas pero en principio la estrategia de fondo, más allá de los matices que le pueda dar la nueva administración, se basará en integración, integración e integración y para eso mejorar la conectividad física, mejorar las relaciones culturales y potenciar la extraordinaria política de defensa conjunta que tenemos, el intercambio económico que ronda en los 6.000 millones de dólares. Es un camino absolutamente irreversible en el que todos los días avanzamos un poco, como ha venido ocurriendo en los últimos años. Con la nueva administración del presidente Piñera no sólo se seguirá con la línea sino que se tratará de mejorarla de ambos lados de la cordillera.

¿Cómo puede definir a Piñera como hombre y como político?

Es un hombre inteligente que ha tenido un gran éxito empresarial en su vida y en los últimos años ha tenido una vocación de servicio público. Tiene todas las ganas de alguien que no ha estado en el Poder Ejecutivo, que quiere hacer y naturalmente mejorar la gestión entendiendo que las grandes líneas se mantienen y lo que tienen que demostrar que es una gestión más eficiente, más controlada. Ése es el desafío que tiene el presidente Piñera en estos días.

Por esto creo que podemos llevar proyectos conjuntos sin ningún tipo de especulación porque ya se vino trabajando en el caso de que ganaran como oposición.

Teniendo en cuenta que Agua Negra es vital para San Juan y la IV Región, ¿va a gestar una reunión entre Sebastián Piñera y José Luis Gioja?

Hay que tener en cuenta que recién asume y está conversando recién con los presidentes y tiene que asumir la idea de que será el mandatario ya que se hará cargo del gobierno el 11 de marzo. Pero no dudo de la voluntad política de las partes y de la enjundia del gobernador Gioja esta reunión se concrete durante este año. Pero sin perjuicio de este encuentro, lo importante es que no estamos esperando que asuma el nuevo presidente, estamos trabajando y la semana que viene, como le dije, tenemos una reunión muy importante de política internacional. Estará el embajador chileno en Argentina Luis Maira Aguirre. Acá nadie espera sino que vamos avanzando.

¿Cómo cree que se vivirá la transición política en Chile?

Al principio seguramente las caras no serán tan conocidas porque van a modificarse como corresponde a una transición de gobierno pero no tengo ninguna duda que el rumbo sigue y le vamos a dar una diversidad a toda esta línea que venimos siguiendo. Los acuerdos no son de Bachellet o de Piñera sino que son de Chile quien gobierne da lo mismo son acciones absolutamente definidas como líneas estratégicas.

El caso de Agua Negra es muy importante para San Juan pero obviamente lo es para muchas provincias Argentinas como también para el Mercosur.

¿La Presidenta le encargó alguna gestión especial con el presidente electo?

No particularmente, nosotros como corresponde habíamos trazado y expresado algunas ideas cuando se juntaron antes de las elecciones. Por otra parte, la Presidenta vendrá aquí cuando el presidente electo asuma el 11 de marzo. Puedo decir que claramente hay una vocación de seguir trabajando para mejorar y ampliar este camino hermoso que venimos construyendo entre Argentina y Chile. VM

Comentá la nota