Para Piccinini, por primera vez en la historia no hay subordinación de la policía al poder civil

La defensora del Pueblo, Ana Piccinini, denunció que “no hay subordinación” de la conducción policial al poder civil, ejemplificando que en la cena por el Día de la Policía los altos mandos “salen a cuestionar al ministro (José Luis Rodríguez), a cuestionar la actitud del ministro, que el ministro debió hacer esto, que el ministro debió hacer lo otro.
Es una cosa inédita en la provincia de Río Negro. Al día siguiente, o debió haber renunciado la Plana Mayor a pedido expreso del ministro o debió haber renunciado el ministro”. Aseveró que “el ministro actual no está conduciendo la policía, el ministro anterior Iván Lázzeri no estaba conduciendo a la policía y yo tengo pruebas fechacientes de esto”. Afirmó en diálogo con la agencia APP que “a mí me impresiona que este gobierno no alcanza a ver la magnitud de sus yerros”, subrayando que lo que pasó en la cena del Día de la Policía refleja “una actitud de debilidad por parte del gobierno, del gobernador Saiz y del ministro Rodríguez, nunca vista en la provincia, es inédito, nunca ocurrió. Los jefes policiales en la provincia de Río Negro, no importa el gobernador que haya existido, han estado total y absolutamente subordinados a la autoridad del gobernador; es la primera vez en la historia de la provincia que esto no es así”. Opinó además que por la investigación sobre la trata de mujeres en el Valle Medio se está planteando “un grave conflicto de poderes”, porque “el Jefe de la Policía (Víctor Cufré) en vez de estar ocupado en ver cómo esta jueza (por Marisa Bosco) está lo más cómoda posible, porque se están investigando policías, para desentrañar cualquier sospecha sobre su tropa, está permanentemente hostigando, está permanentemente poniendo palos en la rueda”.

Señaló Piccinini que “una de las principales cosas que la Defensoría del Pueblo, que es un organismo de la constitución, le ha cuestionado a este jefe (por Víctor Cufré) es su casi impúdica amistad con uno de los principales cuestionados responsables o procesados en el caso de Ana Zerdán, un caso tan caro a la comunidad de Cipolletti”.

Indicó que “acá nadie le cuestiona al Jefe de la Policía que tenga un amigo que en algún momento se pensó podría haber cometido un crimen de esta naturaleza, se lo procesó por ello y se lo absolvió. Lo que se le cuestiona es que impúdicamente revele ante la sociedad esta amistad. Nada menos que un acto donde se festeja el Día de la Policía, que creo que con esta gestión de Víctor Cufré no hay nada que festejar”.

Afirmó que “a mí me impresiona que este gobierno no alcanza a ver la magnitud de sus yerros, que obviamente le estamos marcando nosotros como órgano de control, pero hay otras personas que están trabajando también sobre los yerros y, casi diría yo, la impunidad con que se maneja este gobierno”.

Sobre la investigación en Choele Choel sobre la trata de blancas, dijo que “nosotros estamos acompañando moral y éticamente a la jueza Marisa Bosco y estamos acompañando a Gabriel (Ormeño) que es un suboficial extraordinario. Yo he leído cosas escritas por Gabriel, es una persona de una cultura y una preparación extraordinaria. Y además tenemos muchos policías así. Gabriel está sumariado y ahora lo vuelven a sumariar en una actitud realmente sospechosa, total y absolutamente sospechosa. Cufré está encarnizado y sabe que pegándole a Gabriel Ormeño la distrae a la jueza Bosco, la complica a la jueza Bosco, la preocupa a la jueza Bosco”.

Expresó además que “todos llegan a la conclusión” que los sumarios a Gabriel Ormeño constituyen una señal hacia adentro de la policía, para que no se imiten estos comportamientos.

Opinó además que “yo visualizo un grave conflicto de poderes. A mí me llama la atención verlo ayer al Presidente del Superior Tribunal con el Gobernador inaugurando una Casa de Justicia, porque me digo cómo pueden simular tanto el conflicto que tienen hoy. Porque hoy hay una jueza cuyo suboficial que la ha acompañado en una de las investigaciones más importantes, que va a sentar jurisprudencia y va a ser histórica en la Argentina, el Jefe de la Policía en vez de estar ocupado en ver cómo esta jueza está lo más cómoda posible, porque se está investigando policías, para desentrañar cualquier sospecha sobre su tropa, está permanentemente hostigando, está permanentemente poniendo palos en la rueda”.

“Y sin resolver el primer sumario que le hace injustamente a Ormeño, le inician un nuevo sumario porque se fue a un país limítrofe relacionado con esta investigación, que además fue enviado por la jueza y siendo que la policía es auxiliar de la justicia”, indicó a la agencia APP.

Al consultársele si ese país vecino es Paraguay, contestó afirmativamente, explicitando que desde allí traen chicas “a prostíbulos de Río Negro, expresamente a Río Negro”.

Agregó que desconoce si hay funcionarios del Poder Ejecutivo involucrados pero sí “hay funcionarios policiales seriamente involucrados”, enfatizando que este tema “es muy grave, por eso hay mucha conmoción dentro de la policía. Yo no conozco en detalle el expediente, pero sí tengo contactos con policías. Hace dos años que estoy trabajando con la policía. Pero a la conducción no la veo subordinada al poder civil, para nada”.

Aseveró en este sentido que “desde 1984 cuando sancionamos la primera reforma a la Ley Orgánica, el jefe de la policía es el gobernador de la provincia, quien delega la jefatura de la policía en la figura del Ministro de Gobierno y hay subordinación total de la policía al poder civil. Ahora no hay subordinación de la policía al poder civil, el ministro actual no está conduciendo la policía, el ministro anterior Iván Lázzeri no estaba conduciendo a la policía y yo tengo pruebas fechacientes de esto”.

Adelantó que “yo voy a hacer un informe muy sustancioso con respecto a la policía. Yo hice anuncios en el informe de febrero, que causaron también mucha conmoción con respecto a la policía y ahora (en el informe in voce de febrero o marzo en la Legislatura) voy a hacer un informe más acabado, más probado, documentalmente. Creo que no hay subordinación, yo creo que el actual jefe de la policía ha sido un hombre muy hábil para construir poder y ha descuidado la seguridad y la conducción de la policía y la cohesión de la fuerza porque ha estado muy ocupado y preocupado en la construcción de poder desde el punto de vista mundano, el poder que sirve para beneficiarnos a nosotros mismos, no el poder de construcción, el poder que sirve para que la sociedad esté más cuidada”.

Reveló que “los altos mandos de la policía después del escándalo de la cena (por el Día de la Policía), que parecía la última cena -ojalá que sea la última cena para el comisario Cufré, no me refiero a que le va a pasar algo malo desde el punto de vista de su salud, sino de que se retire de la jefatura-, salen a cuestionar al ministro, a cuestionar la actitud del ministro, que el ministro debió hacer esto, que el ministro debió hacer lo otro. Es una cosa inédita en la provincia de Río Negro. Al día siguiente, o debió haber renunciado la Plana Mayor a pedido expreso del ministro o debió haber renunciado el ministro”.

Afirmó que “esto es una actitud de debilidad por parte del gobierno, del gobernador Saiz y del ministro Rodríguez, nunca vista en la provincia, es inédito, nunca ocurrió. Los jefes policiales en la provincia de Río Negro, no importa el gobernador que haya existido, han estado total y absolutamente subordinados a la autoridad del gobernador; es la primera vez en la historia de la provincia que esto no es así”. (APP)

Comentá la nota